TRADICIÓN

Lluvia de "Olas" sobre Xinzo

Xinzo cumplió con el domingo de "Oleiro" en una jornada marcada por el sol y las temperaturas agradables. Cerca de 400 olas volaron entre mayores y pequeños en uno de los días más tradicionales del Entroido

Lluvia de "Olas" sobre Xinzo

La presencia del sol y las temperaturas agradables -sobre todo ayer domingo- animaron a cientos de personas a participar en el segundo fin de semana del Entroido de Xinzo. Dos días en los que la tradición, la cuelga del Meco y el juego de las "Olas" para mayores y pequeños, fueron los grandes protagonistas.

A diferencia de lo ocurrido el pasado año, cuando las lluvias deslucieron uno de los fines de semana más tradicionales dentro de los que componen el Entroido limiano, la Plaza Mayor de la villa se quedó pequeña, en esta ocasión, para acoger a los cientos de "entroideiros" y "entroideiras" que, vestidos de los años 20 durante los actos del sábado y, con atuendos de lo más originales ayer domingo, no quisieron perderse ninguno de los actos programados.

Lo grueso de las dos jornadas de fiesta tuvo lugar ayer, durante el domingo de "Oleiro". Desde primeras horas de la mañana, antes de que se celebrara el "Oleiro Infantil", ya se podía sentir la música de las charangas y de los "gaiteiros" por las principales calles de Xinzo pero, especialmente, por la Plaza Mayor y en la zona antigua de la localidad.

Pasadas las 12,30 horas, una comitiva de "gaiteiros" pertenecientes a la Banda Municipal de Xinzo escoltaba el carro de las "olas" que salía desde el Museo Galego do Entroido y hacía su entrada en la Plaza Mayor. Decenas de niños y niñas se congregaban en el medio de la plaza para probar sus reflejos a la hora de pasarse las vasijas de barro, algunos lo hicieron con más suerte que otros.

La segunda parte del juego continuó en la Plaza de Oriente, a donde se desplazaron los pequeños participantes acompañados del ritmo de la música tradicional y escoltados por cientos de personas que a esa hora se movían por el casco viejo de Xinzo disfrutando del ambiente.

Con un breve descanso para la comida, la fiesta de las "Olas" se retomó alrededor de las 16,00 horas. El plato fuerte de la jornada, con el "Oleiro Senior", congregó a miles de personas en el centro de la capital comarcal y esto hizo necesaria la presencia de efectivos de Protección Civil y de agentes de la Policía Local para regular el tráfico.

Una nueva comitiva compuesta por músicos , "gaiteiros" y vecinos, partió del Museo Galego do Entroido para escoltar el carro de las "Olas", en esta ocasión de mayor tamaño para el juego de los mayores.

La fiesta comenzó pasadas las 17,00 horas bajo la atenta mirada de centenares de curiosos. Durante el juego, algunas de las "Olas" que se rompieron contenían agua, harina o, incluso, caramelos. La organización encargó para la fiesta de los mayores y de los pequeños unas 400 piezas de estos recipientes de barro.

Al término de la actividad, la fiesta continuó por las calles de la zona vieja, tanto fuera como dentro de los bares, y al ritmo de la música tradicional y popular de diferentes grupos de la comarca. A las 20,00 horas tuvo lugar además, una foliada popular amenizada por el colectivo "O Fiadeiro".

El edil de Cultura y Festejos de Xinzo, Carlos Gómez, explicó que el fin de semana de "Oleiro" es "lo que nos diferencia de otros Entroidos, ya que tiene un marcado carácter participativo y tradicional". "Entroidos hay muchos, pero como el nuestro, pocos", aseguró Gómez. "Por este motivo tenemos que protegerlo", añadió. El edil quiso invitar a todas las personas que quieran "vivir una fiesta diferente" a acercarse a Xinzo durante este mes de enero y principios del próximo mes de febrero. "Tienen que venir con ánimo de participar activamente de todos los actos que se celebran en las calles y en los bares, pues este no es un Entroido de botellón", matizó.

Concluido el fin de semana de "Oleiro", la fiesta se retomará el 3 de febrero, con la noche de "Corredoiro".