DESAFÍO SECESIONISTA

Ferran López, jefe de los Mossos durante la etapa del 155, renuncia al cargo

López presentó su renuncia al conseller hace unos días, argumentando que, cuando en octubre pasado aceptó la jefatura del cuerpo, tras la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución y la destitución de Trapero, lo hizo de forma "temporal y limitada"

El conseller de Interior, Miquel Buch (i), saluda al comisario jefe de los Mossos d' Esquadra Ferran López (d).
El conseller de Interior, Miquel Buch (i), saluda al comisario jefe de los Mossos d' Esquadra Ferran López (d).
Ferran López, jefe de los Mossos durante la etapa del 155, renuncia al cargo

El comisario Ferran López, que sustituyó al mayor Josep Lluis Trapero como jefe de los Mossos d`Esquadra durante la etapa del 155, ha presentado su renuncia al cargo, que el conseller de Interior, Miquel Buch, ha aceptado.

Según ha informado la consellería de Interior, Buch ha encargado al actual comisario jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, Miquel Esquius, y al comisario jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, Joan Carles Molinero, que continúen dirigiendo de forma coordinada ambas áreas de mando mientras el departamento decide si adopta medidas para reforzar y adecuar el área de jefatura.

López presentó su renuncia al conseller hace unos días, argumentando que, cuando en octubre pasado aceptó la jefatura del cuerpo, tras la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución y la destitución de Trapero, lo hizo de forma "temporal y limitada" al periodo que se abría con la "nueva dependencia gubernativa", según ha detallado hoy Interior.

El comisario López, que era el número dos de Trapero cuando asumió la jefatura del cuerpo, también expuso como motivo para presentar su renuncia al conseller Buch que la constitución del nuevo gobierno en Cataluña "ponía fin" a la "temporalidad" que se abrió durante la etapa de aplicación del 155 en Cataluña.

Una vez aceptada la renuncia de López, un comisario muy valorado por las bases del cuerpo, el conseller Buch ha encargado al director de la Policía, Joan Andreu Martínez, y a su equipo la labor de análisis de la actual estructura de los Mossos d`Esquadra y sus dinámicas de funcionamiento, con el objetivo de que proponga, si lo ve oportuno, las medidas necesarias para reforzar y adecuar la organización policial.

Durante esta fase, Buch ha acordado que los comisarios Esquius y Molinero -que ya integraban la cúpula de los Mossos junto a López y también en la etapa de Trapero- dependan directamente del director político de los Mossos, Joan Andreu Martínez.

El conseller ha decidido aceptar la renuncia de Ferran López tras las reuniones que ha mantenido en los últimos días con el propio comisario y después de que el mayor Josep Lluis Trapero rechazara el pasado viernes la propuesta que le planteó el presidente catalán, Quim Torra, de volver al frente de la cúpula de la policía catalana.