SUCESO EN TARRAGONA

Dos jóvenes graves tras deflagración de la casa en la que usaban productos químicos para drogas

En el jardín de la casa, un vecino encontró a uno de los chicos gritando "que me quemo" y lo llevó o a la piscina de una vivienda cercana "para apagarlo porque estaban quemados"

Deflagración en Tarragona.
Deflagración en Tarragona.
Dos jóvenes graves tras deflagración de la casa en la que usaban productos químicos para drogas

Dos jóvenes, de 29 y 26 años, han resultado hoy heridos graves a causa de una deflagración registrada hoy en una casa de Segur de Calafell (Tarragona), probablemente provocada por la manipulación de productos químicos relacionados con drogas.

Uno de los heridos, que tiene el 19 por ciento del cuerpo quemado, está siendo atendido en el hospital de Vall d`Hebron, mientras que el otro está siendo trasladado a este mismo centro hospitalario.

Según han explicado los Bomberos de la Generalitat de Cataluña, los jóvenes han resultado heridos graves a consecuencia de la deflagración que se ha producido hacia las 10.30 horas en el número 58 de la avenida de Inglaterra y los heridos han sido atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y trasladados en helicóptero al Vall d`Hebron.

Según los Mossos d`Esquadra, en la vivienda se han encontrado un centenar de plantas de marihuana y una de las primeras hipótesis es que los jóvenes podrían estar manipulando productos químicos.

En declaraciones a TV3, el alcalde de Segur de Calafell, Ramon Ferré, ha dicho también que todo apunta a que los jóvenes, que habían ocupado la casa, podrían estar manipulando productos químicos por un tema de drogas justo antes de la deflagración.

Un vecino de la zona ha explicado a la misma cadena de televisión que ha oído una "explosión muy grande", ha ido corriendo hasta el lugar de los hechos y ha visto a un chico en el suelo de lo que quedaba de la cocina y lo ha sacado fuera.

En el jardín de la casa, el vecino ha encontrado a otro chico gritando "que me quemo" y lo ha llevado a la piscina de una vivienda cercana "para apagarlo porque estaban quemados".

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado cinco dotaciones de los bomberos y se ha hecho una lectura con un explosímetro que ha descartado la existencia de gas.

Además, se ha contactado con el arquitecto municipal para que determine si ha resultado afectada la estructura de la vivienda, una casa unifamiliar compuesta por una planta baja y un primer piso.

De momento, y por precaución, se ha desalojado a la familia que vivía en la casa de al lado.