TRIBUNALES | ESPAÑA

Juana Rivas vuelve al Constitucional, la última vía para frenar devolución de sus hijos

El nuevo recurso de amparo, que si prospera frenaría de momento la orden de que Rivas entregue a los niños a su expareja, se ha formalizado hoy, después de conocerse que la Audiencia de Granada impuso a la granadina una orden de captura

Francisca Granados, la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena (Granada) que ha atendido a Juana Rivas.
Francisca Granados, la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena (Granada) que ha atendido a Juana Rivas.
Juana Rivas vuelve al Constitucional, la última vía para frenar devolución de sus hijos

 Un segundo recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) es la última esperanza para Juana Rivas, que sigue ilocalizable desde que hace quince días incumplió la orden de entregar a sus hijos al padre, con residencia en Italia, y contra la que pesa una orden de detención.

El nuevo recurso de amparo, que si prospera frenaría de momento la orden de que Rivas entregue a los niños a su expareja, se ha formalizado hoy, después de conocerse que la Audiencia de Granada ha cerrado otra vía abierta en el caso al desestimar el incidente excepcional de nulidad de las actuaciones que presentó esta mujer.

Los representantes legales de Rivas han materializado este recurso con el objetivo de que el Constitucional acuerde la suspensión cautelar de la sentencia que la condena a entregar a sus dos hijos, de tres y once años, al padre, Francesco Arcuri, que en 2009 fue condenado a tres meses de cárcel por maltrato.

Los representantes de Juana Rivas ya recurrieron el pasado 31 de julio ante el mismo tribunal, que sin entrar en el fondo del asunto rechazó amparar la causa de esta vecina de Maracena (Granada) porque no se habían agotado sus opciones ante los tribunales ordinarios.

El segundo intento reclama medidas para proteger a los dos hijos de Rivas y Arcuri, de tres y once años, y argumenta que los menores merecen "la más absoluta tutela del tribunal", al que piden una ayuda que "ha sido negada por los juzgados y tribunales ordinarios".

Los representantes legales de Rivas, que les legó antes de desaparecer un poder para emprender este tipo de actuaciones, han depositado "todas sus esperanzas" en el Constitucional, según ha explicado la directora del área de Igualdad de Maracena (Granada) y asesora jurídica de Rivas, Francisca Granados.

Y eso después de que en el auto conocido hoy, la Sección Quinta de la Audiencia de Granada, los magistrados rechazaran la petición de Rivas de paralizar la entrega de los niños al considerar que "no se han vulnerado derechos fundamentales ni garantías procesales".

Los magistrados, que han recordado que esta madre debe entregar ya a sus hijos al progenitor y que han recomendado en la argumentación del auto la necesidad de contar con las Fuerzas de Seguridad del Estado para que esto se produzca, han reprochado además que el incidente se plantease casi cien días después de que se dictara "una sentencia ya firme y que ni siquiera se pretende anular".

Han calificado de "insólito" parte de esta vía judicial, un proceso que, dicen los magistrados, ha permitido a Juana Rivas "ganar tiempo hasta la exasperación" pese a que no ha existido falta de tutela judicial o indefensión en su causa, una consideración que la Audiencia de Granada ha reiterado "con rotundidad".

Sin plazo previsto para que el TC se pronuncie, Francisca Granados ha vuelto a aducir "razones humanitarias fundamentales que entroncan con el interés superior de los menores" para pedir que se anule la orden de entrega de los niños al padre, la que Rivas incumplió hace quince días al no acudir al punto de encuentro familiar para dejarlos con su expareja.

El padre, Francesco Arcuri, ha confiado hoy, por boca de su abogado Adolfo Alonso, en que se restablezca la ley para poder reencontrarse con sus hijos, ha recalcado que el auto de la Audiencia no es una victoria porque solo le interesa el bienestar de sus hijos y ha vuelto a ofrecer a su expareja un acuerdo que ponga, por vía extrajudicial, fin al caso.