LOTERÍA

Un Niño muy barcelonés deja un pellizco del segundo en Galicia

En O Porriño, Santiago de Compostela y A Coruña se vendió el 61.776, que dejó premios en la comunidad

Un Niño muy barcelonés deja un pellizco del segundo en Galicia

Barcelona ha sido este domingo la auténtica protagonista del sorteo de la lotería del Niño, pues hasta al barrio de Gracia han ido a parar íntegramente los 100 millones de euros del primer premio, el número 37.142, pero al menos un pellizco del segundo ha quedado en Galicia.

En esta Comunidad, la suerte ha llegado con el segundo, 61.776, a O Porriño, en Pontevedra, así como a Santiago de Compostela (el estanco de O Castiñeiriño) y A Coruña (La Favorita y la administración número seis, donde despacharon 750.000 euros por cabeza).

No obstante, el protagonismo absoluto ha recaído en un primer premio, el de 2019, "muy repartido", ha asegurado, emocionada, Ángeles Manzanares, la responsable de la administración número 271, ubicada en la Travesera de Gracia, que, aunque aún no ha tenido tiempo de comprobar si ha devuelto algún décimo del número agraciado, cree que ha vendido "casi todos".

Desbordada por la presencia de numerosos medios de comunicación, la lotera, que gestiona el establecimiento junto con su marido y su hija, ha dicho que los boletos se han vendido por ventanilla.

Hasta el establecimiento se han acercado algunos de los afortunados, como Mercedes Izquierdo, que compró ayer el décimo y que piensa hacer un viaje a Nueva York, o Cosimi, un chaval de 15 años, que también lo adquirió ayer por la tarde y que quiere comprarse un teléfono móvil, aunque compartirá el dinero con padres y familia.

Barcelona ya había sido agraciada con el primer premio del Niño en 35 ocasiones, entre 1941 y 2018, y en otras nueve la suerte recayó en localidades de la provincia.

La administración de lotería número uno de Sabadell (Barcelona) ha vendido íntegramente el segundo premio, que ha recaído en el 20.148, un número al que están "abonados en exclusiva" desde hace años, según ha explicado su responsable, Julià Larqué.

Este establecimiento ha repartido los 12,5 millones de euros del premio a través de décimos vendidos directamente en ventanilla, tanto a personas que cada año compran el mismo número como a "mucha gente" que ayer por la tarde lo adquirió a última hora.

En declaraciones a los medios, Julià Larqué ha explicado que el número "ha estado colgado en el aparador durante dos semanas, ha resultado muy repartido y se ha vendido todo por ventanilla".

Y como no hay dos sin tres, parte del segundo (61.776), un premio muy viajero, también se ha quedado en Barcelona y en localidades de la provincia como Mataró, Les Franqueses del Vallés, Esplugues de Llobregat y El Prat de Llobregat.

Este premio ha ido dejando "pellizcos" en prácticamente todas las autonomías, salvo en Aragón, La Rioja, Ceuta y Melilla.

En Castilla y León se ha quedado un millón de euros, de los que 750.000 euros han ido a parar a la localidad burgalesa de Miranda de Ebro y el resto se ha distribuido por las provincias de Ávila y Salamanca.

Otros 750.000 euros han viajado hasta Palma de Mallorca, donde la administración de loterías "El mundo de la suerte", situada en la calle Blanquerna, ha vendido una serie del 61.776.

Unas "migajas" de este premio han llegado a la Comunidad Valenciana, donde se han quedado 375.000 euros repartidos entre Xirivella y Manises, en la provincia de Valencia, y Benidorm y Benijófar, en la de Alicante.

Las localidades madrileñas de Rivas-Vaciamadrid, El Escorial y Aljavil también han sido agraciadas con parte del segundo premio, a igual que Cáceres, Oviedo, Albacete, Pamplona y Tudela, en Navarra, Los Navalucillos (Toledo) o Urduliz (Vizcaya).