DESEMPLEO

Trabajo prevé reducir el paro juvenil 10 puntos en tres años

El plan gubernamental contempla la inversión de 2.000 millones para dar impulso a las 50 medidas

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, durante la rueda de prensa en la que han ofrecido los datos de empleo correspondientes al mes de noviembre.
La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, durante la rueda de prensa en la que han ofrecido los datos de empleo correspondientes al mes de noviembre.
Trabajo prevé reducir el paro juvenil 10 puntos en tres años

El Consejo de Ministros aprobará hoy el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021, dotado con 2.000 millones de euros para reducir la tasa de paro de los menores de 25 años en diez puntos, hasta situarla en el 23,5 % dentro de tres años. Fuentes del Ministerio de Trabajo confirmaron que previsiblemente este viernes llevarán al Consejo para su aprobación este plan, que contempla 50 medidas dirigidas a mejorar la empleabilidad de los menores de 30 años, entre los que hay más de 550.000 personas desempleadas.

El plan fue consensuado por el Gobierno y los interlocutores sociales "a la vista de la necesidad de adoptar medidas positivas para promover e impulsar el empleo de las personas jóvenes a través de un plan integral", afirmaron en un comunicado conjunto el Ministerio de Trabajo, las patronales CEOE y Cepyme, y los sindicatos CCOO y UGT. La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, explicaba esta semana que se trata de un plan "ambicioso" para formar a los jóvenes en competencias lingüísticas, digitales, en sectores estratégicos, de innovación, así como en competencias básicas como lengua y matemáticas para quienes no tienen título de educación secundaria obligatoria (ESO).


Reparto de dotación


El borrador del plan prevé repartir la dotación presupuestaria de forma que en 2019 se invertirán 665 millones; en 2020, otros 666 millones; y en 2021, 668 millones Con ellos se financiarán políticas de formación y orientación profesional (1.138 millones), por ejemplo atención personalizada o formación en competencias digitales; oportunidades de empleo (616,5 millones), donde se incluyen bonificaciones, y apoyo al emprendimiento (51 millones).

 Entre los objetivos del plan figura reducir la tasa de paro de los menores de 25 años al 23,5 %, desde el actual 33 %, lo que supone bajarlo en 168.000 personas.  Además prevé incrementar la tasa de actividad de los menores de 30 años hasta el 73,5 %, reducir un 20 % la brecha de género en esta franja de edad, incrementar cada año un 15 por ciento las contrataciones indefinidas o lograr que 225.000 jóvenes se formen en competencias digitales. 

Espera crear una red de 3.000 orientadores, que se complementará con otra de mediadores jóvenes, y que ofrecerá atención individualizada y seguimiento de su itinerario de inserción. Además, las diferentes administraciones avanzarán hacia la puesta en marcha de una ventanilla única que evite solapamientos y duplicidades en la atención a personas jóvenes. 

El plan pretende formar a los jóvenes en competencias digitales, en sectores estratégicos Y de innovación

En materia de formación, el plan apuesta por las competencias digitales, tanto a nivel básico como avanzado; las lenguas extranjeras, en concreto inglés, francés y alemán, y sectores estratégicos.  Prevé también la recuperación de la cotización por desempleo en los contratos para la formación en escuelas taller, casas de oficio y talleres de empleo 4.0, así como garantizar la transmisión de conocimientos a través de contratos relevo e impulsar la formación profesional dual.  También plantea el diseño de incentivos a la contratación de calidad y emprendimiento, que estarán limitados en el tiempo, al igual que se eliminarán las ayudas que han resultado ineficaces.