ÁGORA ECONÓMICA

Análisis de los presupuestos de ingresos y gastos de las diputaciones provinciales

Hace pocas semanas la Red Localis, Red de Administración Local publicó una nueva nota, esta vez, sobre la situación presupuestaria y fiscal de las diputaciones provinciales en Galicia. Estas entidades locales desempeñan un papel muy importante en el complejo mundo local, que ha aumentado con la última reforma.

Análisis de los presupuestos de ingresos y gastos de las diputaciones provinciales

COMPETENCIAS REFORZADAS

Estas competencias se han visto reforzadas con la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Así, para los municipios de menos de 20.000 habitantes, que suponen el 93% de la totalidad de los ayuntamiento gallegos, las diputaciones provinciales son, en última instancia las responsables de que se presten una serie de servicios, como los de recogida de basuras y su posterior tratamiento y reciclaje, garantizar el acceso al agua potable a la ciudadanía, la limpieza y el mantenimiento de las infraestructuras viarias de su competencia, la prevención en materia de incendios, la asistencia tributaria, sobre todo en materia de recaudación, a los ayuntamientos, la cooperación jurídica y  la implantación de la administración electrónica, una cuestión de gran trascendencia para los próximos años, en aquellos municipios que así lo demanden. vaqizgrafs83_result

A poco que se estudie el papel actual de las diputaciones provinciales en España se ponen de manifiesto dos situaciones, que es preciso tener muy en cuenta y que, en cierta medida, justifican la existencia de estas instituciones. En primer lugar, es necesario, a todas luces, contar con una jurisdicción superior al ayuntamiento para prestar de manera adecuada determinados servicios y/o garantizar cierto tipo de bienes. Lo anterior es si cabe más necesario cuando, tal y como ocurre, en Galicia, la dispersión poblacional es una variable muy a tener en cuenta. En segundo lugar, es más que evidente, y de nuevo Galicia es un claro ejemplo de esta situación, la existencia de ayuntamientos con un tamaño muy variable. Las capacidades y las limitaciones de un municipio de más de 50.000 habitantes no pueden ser las mismas que las que tienen los municipios de menos de 5.000 habitantes. Es necesario encontrar soluciones distintas a realidades diferentes y esto pasa por contar con entidades que colaboren con los ayuntamientos de pequeño y mediano tamaño. En 2015 en Galicia había 200 municipios con 5.000 habitantes o menos, frente a sólo 7 con más de 50.000 habitantes.

EVOLUCIÓN DEL GASTO

Así, como ya tuve la oportunidad de señalar en alguna otra ocasión, en un mundo local como el gallego, donde el minifundismo y la dispersión son dos notas dominantes, la posibilidad de contar con una jurisdicción superior al municipio más que resultar recomendable, es algo necesario. Sin embargo, y a pesar del importante papel que desempeñan las diputaciones provinciales, no abundan los estudios que evalúan su comportamiento presupuestario y fiscal. De este modo, el informe presentado por la Red Localis trata de señalar precisamente esta realidad. 

¿Cuál ha sido la evolución del gasto en las cuatro diputaciones gallegas en los últimos años? A partir del citado informe de la Red Localis se comprueba como las obligaciones recocidas netas en 2015 quedaron fijadas en los 519 millones de euros, 40 millones menos que en 2010. Esto se ha traducido en un fuerte recorte del gasto, sobre todo en el bloque de operaciones corrientes, en especial en el capítulo de personal (25 millones menos entre 2015 y 2010) y en los gastos corriente en bienes y servicios (10 millones menos durante el mismo período). Otra de las partidas que se reduce notablemente son los gastos financieros, en buena medida por el descenso de la carga de los intereses. En resumen, resulta evidente el importante ajuste en las principales partidas de gasto de las diputaciones provinciales y una apuesta clara por el saneamiento presupuestario vía reducción de la carga financiera. Sobre esta cuestión volveremos más adelante.

DESTINO DE FONDOS

¿A qué se destinan los fondos presupuestados? En términos relativos la mayor parte del presupuesto liquidado de las diputaciones provinciales es para actuaciones de carácter económico (30% en 2015), sobre todo para la inversión y mantenimiento en infraestructuras; producción de bienes públicos de carácter preferente, como puede ser cultura, deporte  y educación; en actuaciones de protección y promoción social (12,7%), sobre todo en servicios sociales y promoción social y fomento del empleo y, finalmente, en servicios  públicos básicos (9,2%), centrado en bienestar comunitario y vivienda y urbanismo. 

ORIGEN DE LOS RECURSOS

¿Cómo se financian las diputaciones provinciales? Al no poder aplicar impuestos, su principal fuente de recursos son las transferencias corrientes, con 388 millones de euros en 2015 (74,2% de la totalidad de los ingresos), siendo la Administración General del Estado la que aporta la mayor dotación (97%). Por lo que respecta a la recaudación procedente de la imposición directa, esta alcanza el 7,1% de todos los ingresos, sobre todo por el IRPF, seguido de los recargos sobre los impuestos directos. En relación a los impuestos indirectos, la mayor parte de los ingresos se derivan de la participación en la recaudación del IVA, el impuesto de hidrocarburos y el impuesto sobre las labores del tabaco, en total, el 6,6% de todos los ingresos. Además, al igual que los ayuntamientos, las diputaciones provinciales pueden establecer tasas y, en menor medida, precios públicos por prestación de servicios o realización de actividades de competencia local (6,5% de todos los ingresos). En todo caso, el panorama fiscal local en Galicia es cuanto menos, complejo y esto condiciona la viabilidad de las diputaciones. En nuestra Comunidad Autónoma existe un excesivo minifundismo local (314 ayuntamientos), que marca de forma clara la capacidad de las entidades locales para captar recursos y utilizarlos de forma eficiente y equitativa

SALUD FINANCIERA

¿Gozan de buena salud las cuentas de las diputaciones provinciales? Para entender su gestión económica-financiera resulta conveniente relacionar los ingresos obtenidos con los gastos realizados. Para ello es necesario conocer la diferencia entre los derechos presupuestarios netos liquidados y las obligaciones presupuestarias netas reconocidas en el ejercicio. De esta forma se podría determinar el superávit o déficit de la entidad provincial. Pues bien, y a pesar de la fuerte crisis económica que vivimos en España y la consiguiente reducción de los ingresos públicos, en buena parte de la última década, las diputaciones provinciales reflejan un resultado presupuestario ajustado positivo. En 2015, el saldo presupuestario ajustado para las cuatro diputaciones provinciales fue de 141 millones de euros. Además, la deuda viva de las diputaciones provinciales a 31 de diciembre de 2015, reflejaba  un saldo 0 para A Coruña y Lugo, el cual apenas llegaba a los 50 millones en total.