ENTREVISTA

“Automoción y pesca necesitan innovación”

Alejandro Cabo fue elegido este mes como presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Galicia

Alejandro Cabo
Alejandro Cabo
“Automoción y pesca necesitan innovación”

Acabas de ser elegido presidente de Aje Vigo. ¿Cómo recoges el guante de los asociados?
Es un guante que más que cogerlo, lo retengo. En los dos últimos años tomo el testigo de la presidencia, en 2015, cuando Rubén Hermida, mi antecesor, deja el cargo acordando conmigo y la junta la transición de una manera muy fácil. La idea de aquellas era continuar con el trabajo que venía desarrollando la junta. Más que nada, sobre todo, continuar con esta labor. Estamos en una etapa un poco agresiva o difícil, en el sentido de que las asociaciones hoy en día tienen que ser autosuficientes, no hay apoyo por parte de la administración pública, lo cuál nos parece bien, es normal que tengamos que vivir de nuestros socios. Esto requiere aportar más valor a las actividades y contraprestaciones que reciben los asociados. Es lo que venimos haciendo en los dos últimos años pero no es una tarea fácil, supone hacer el cambio y que los asociados perciban este incremento. Esta tarea la realiza una junta fenomenal, con personas de muchísima valía, con relevancia en diferentes áreas. Continúa el presidente, la junta general de Aje Vigo y haremos una o dos nuevas incorporaciones.

¿Evoluciona bien el número de socios en AJE?
Siempre hay nuevas altas, nuevas empresas, si bien porque son de nueva creacion, tienen un historial o son de segunda o tercera generación. Lo que sí es cierto es que en el último año, en términos generales, se ha producido un leve descenso en el número de socios, sobre todo porque hay muchas empresas de reciente creación que han cerrado al cabo de un año o 18 meses, y hay otro tipo de empresas que es cierto que la labor de AJE está muy presente en una serie de años, pero después cogen una relevancia que tienen que ir a otro tipo de asociaciones. 

Las administraciones han impulsado el autoempleo en el último lustro. ¿Se nota en la oficina de AJE?.
Sí que se ha notado en los últimos años un incremento notable de personas de todas las edades, principalmente jóvenes, que vienen a informarse sobre como montarse su proyecto profesional. También es cierto que ahora está en descenso ese boom de personas. Hubo un momento notable en 2014 y 2015, con un incremento que se mantuvo en el 2016, pero a finales del 2017, conjuntamente con la recuperación del sector, cayeron las consultas o el interés de algunas personas de cara a montar su proyecto. 

Hubo un momento crítico cuando la asociación decidió darse baja de la CEP; ¿cómo es la relación con los empresarios de Pontevedra?
Sí y no. Las relaciones son muy buenas, la afinidad que tenemos con la CEP y su presidente Jorge Cebreiros, yo personalmente, la califico de buena y cordial. AJE Vigo se va de la CEP por dos motivos principales, una en términos económicos. Las asociaciones tenemos que delimitar las partidas de gasto. La segunda porque AJE Vigo se engloba en Aje Galicia, la autonómica de todas las AJE, y esta ya pertece a la CEG. Entonces, si realmente las organizaciones provinciales son un vehículo para estar en la autonómica, entendíamos que ya estábamos representados en AJE Galicia. Era una dualidad con una partida de gasto difícil de asumir. No hay otros motivos ocultos, la razón es esa.

La Universidad de Vigo figura en los ránkings internacionales. ¿Ayuda esta formación de calidad a que los jóvenes creen mejores empresas?
Creo que igual que la Universidad y algunas carreras en Vigo tienen un nivel muy alto, muchas veces a la gente le cuesta emprender nada más terminar la carrera. En parte puede ser hasta bueno. Siempre sugerimos que lo principal que tienes que tener para emprender es pasión por lo que vas a hacer. Hay gente que sale muy decidida de la carrera, pero al terminarla muchos no sabemos a qué nos queremos dedicar. No hay un momento estipulado para emprender. Eso unido a la buena formación, hace un caldo de cultivo muy bueno para que cuando llegue el momento y la persona quiera ser emprendedor, desde luego tendrá base muy sólida sobre la que poder hacerlo.

¿Son más fuertes las nuevas empresas que nacen en Galicia?
Hablar en términos absolutos es complicado. La competividad hoy en día cada vez es mayor. Ante eso, hay que tener muy claro que hay que aprender a leer el mercado. Muchas empresas que nacen sin pasión, fruto de la necesidad, suelen encontrarse con un ambiente competitivo donde no son capaces de salir adelante. Cada vez hay más empresas, la competitividad es mayor, las hay que no se desarrollan o el proyecto muere, pero las que acaban triunfando están mejor preparadas para lo que pase. 

¿Cómo valoras la iniciativa Vía Galicia de Zona Franca?
Creo que es una iniciativa muy buena. Estamos en contacto constante con Zona Franca, creemos que las aceleradores cumplen una función crucial hoy en día. No solo por suministrarle lo más básico, como el tema financiero o las infraestructuras, que aportan tranquilidad al proyecto, sino algo fundamental, la mentorización, por parte de empresarios con experiencia, no tanto expertos, gente que ya ha pasado por esa situación. Eso es vital.

¿Qué sector es más apropiada para emprender en el sur de Galicia?
Si lo supiera estaría en esos sectores [risas]. Si hablamos de emprendedores vigueses hay que ver cuales son las facilidades en el entorno geográfico para emprender. La parte sur de Galicia, hay varios sectores, como la automoción o la pesca. Uno puede pensar que son maduros, donde toca la especialización, y todo lo contrario. Muchas empresas de automoción se están reconvirtiendo a aeronáutica, eso requere de innovación. Dentro de la pesca lo mismo, con las nuevas tecnologías aplicadas. Como no, todo proyecto debería nacer con la idea de convertirse en internacional, desde aquí se puede trabajar en cualquier aspecto que tenga que ver con la tecnología, cualquier desarrollo tecnológico bien a través de aplicaciones o consultoría tecnológica aplicada a la comunicación.