ENTREVISTA

César Fernández, gerente de Autogal: "En Ourense gustan los buenos coches"

Autogal, concesionario BMW en Ourense, cumple estos días 35 años representando a la marca alemana. La alianza ha conseguido buenos resultados a ambas firmas y ha permitido al fabricante posicionarse bien en una provincia en la que hay un amplio sector de público que gusta de los modelos de gama media y alta

 

César Fernández
César Fernández
César Fernández, gerente de Autogal: "En Ourense gustan los buenos coches"

Autogal, concesionario BMW en Ourense, cumple estos días 35 años representando a la marca alemana. La alianza ha conseguido buenos resultados a ambas firmas y ha permitido al fabricante posicionarse bien en una provincia en la que hay un amplio sector de público que gusta de los modelos de gama media y alta. Autogal, como todo el sector, está viviendo la revolución de las nuevas energías para los automóviles. Imposible quedarse quietos.

Supongo que los beneficios logrados por las operaciones han ido para mejorar las instalaciones. ¿Era y es una exigencia de la marca?  

Marcas como la que representamos siempre necesitan mejores instalaciones y cada cinco años se tienen que renovar los estándares de calidad de nuestras dotaciones y eso nos lleva a hacer mayores inversiones tanto en material como en maquinaria como en personal. 

¿Autogal y BMW ha sido un matrimonio bien avenido o ha habido un poco de todo?  

La verdad es que es un matrimonio bien avenido. Ellos nos consideran socios, somos sus representantes en la provincia y la verdad es que durante todos estos años hemos tenido muy buen trato con el fabricante. 

Pero son relaciones comerciales basadas en el interés. ¿Eso ha provocado fricciones?  

Siempre puede haber pequeños problemas, por ejemplo en la fijación de objetivos. Hace años había más margen de negociación pero últimamente la marca establece los objetivos de venta para cubrir sus necesidades en la provincia y en España y hay que aceptarlos. 

¿Cómo está BMW en Ourense?  

Creo que está en un buen momento, las ventas llevan ya tres o cuatro años subiendo. El segmento Premium siempre ha sido aquí en Ourense muy valorado. La competencia entre estas marcas ha sido muy fuerte y eso favorece una política comercial que hace que las Premium se vean mucho por la calle. 

¿Hay que ser muy agresivos comercialmente para mantener una marca Premium en una provincia pequeña?  

Sí, sobre todo también hay que defenderse de las provincias vecinas que también quieren vender. Hay que defenderse y tenemos que satisfacer primero a los clientes tanto en la venta como en el taller y luego ser muy agresivo en la venta dando unas buenas tasaciones en los coches usados y, sobre todo, dar el buen trato al cliente, que es prioritario. 

¿Qué tiene el mercado ourensano para que tengan tan buena acogida las marcas de gama media y alta?  

En Ourense gustan mucho los coches. Una muestra es el rally, que llevamos muchos años celebrándolo, siempre en la máxima categoría, con un gran respaldo de público. Creo que eso se produce porque aquí gustan mucho los coches, pero también puede influir la gente que ha emigrado y regresa y matricula buenos coches. 

Hay quien dice que las marcas Premium se venden solas. ¿Es así?

Puede que fuese así algunos años, pero ahora con la competencia que hay ya no es así. Antes éramos tres marcas Premium las que peleábamos, pero ahora se han sumado algunas otras marcas, alguna japonesa, estadounidense o alemana con la que antes no contábamos. Por lo tanto, la competencia cada vez es más dura. Hoy no hay coches malos, cualquier fabricante hace buen producto y da una garantía muy amplia. 

¿Llegó Autogal a temer que con la pérdida del Plan Pive la cuenta de resultados iba a sufrir mucho?  

No, porque en las marcas Premium influye un poco menos, pero creo que es necesario que se vuelva a retomar porque hay mucho coche muy antiguo en España y no hay un incentivo para recoger ese tipo de coches que siguen haciendo más viejo el parque y eso es malo a nivel de seguridad y también es malo a la hora de las ventas, claro. 

Estamos casi con el primer semestre del año vencido. ¿Cómo están yendo las ventas?  

Está siendo un año difícil pero está siendo un año de crecimiento, que es lo importante. Además del canal de particular, que se está moviendo, se mueve también el canal de empresas, sobre todo las empresas alquiladoras, y entre todos estamos haciendo que el mercado crezca un 10% en España. En Galicia, los números eran menores pero el último mes se ha puesto casi en la media española.

¿Está el sector del automóvil en una revolución sobre motorizaciones y energías alternativas?  

Cada cinco o seis años el mercado del automóvil sufre una revolución y ahora mismo estamos viviendo el cambio del diesel a gasolina y, principalmente en ciudades grandes, viendo el cambio hacia la electrificación. Ya hay muchos modelos híbridos en muchas marcas, aunque hay menos eléctricos. Sin embargo, vemos que cada mes se matriculan más, por lo tanto el cambio será continuo. Hace cinco años vendíamos un noventa por ciento en diesel y un diez por ciento en gasolina y ahora sigue un setenta por ciento en diesel, un veinticinco por ciento en gasolina y ya estamos en un cinco por ciento en coches híbridos y eléctricos.

¿Ha pensado la empresa en representar otras marcas?  

Estamos abiertos a todos los movimientos que hay en el sector, principalmente en nuestra marca porque es lo que conocemos y lo que nos gusta. Posiblemente representemos a la marca Mini, que es de BMW, de aquí a un par de años. Ese es el principal reto y siempre estaremos atentos a nuevas oportunidades de negocio en la provincia.