ECONOMÍA CIUDADANA

La ciberdelincuencia ya crece al ritmo que lo hacen las compras por Internet

1 billón de euros por pérdidas por ciberataques

La ciberdelincuencia ya crece al ritmo que lo hacen las compras por Internet

La ciberdelincuencia aumenta su presencia no solo con ataques a grandes compañías o entidades o instituciones del Estado, sino que también nos encontramos con una gran cantidad de ataques a pequeñas empresas y ciudadanos privados. Estos actos delictivos cada vez muestran un mayor grado de sofisticación tanto para el robo como la generación de daños vía ataques informáticos. 

Las cifras son espectaculares, ya que según los datos de la Comisión Europa, se calcula que las pérdidas provocadas por la ciberdelincuencia (robos, más daños) en todo el planeta han superado la cifra de un billón de euros en el año 2016. Es decir, una cifra equivalente al PIB de un país como España. 

De los ataques nadie está a salvo. Como ejemplo tenemos las denuncias que el gobierno americano ha lanzado de ciberinjerencias por parte de equipos de origen ruso en las últimas elecciones presidenciales. O el caso de las presuntas injerencias que se han producido durante la crisis de Cataluña. 

Nadie se salva del radar de los “piratas”, tampoco los bancos. Un grupo de ciberdelincuentes atacó remotamente cajeros de más de una docena de países de Europa a lo largo de 2016 para expedir dinero en efectivo, se calcula una cifra cercana a los 10 millones de euros. 

En el mes de mayo un nuevo ataque, esta vez a nivel mundial, consiguió entrar en la red mundial de conexión de transferencias de la banca, SWIFT. El resultado fue el robo de más de 80 millones de euros.

Tampoco las grandes firmas de bolsa se salvan de estos peligros. La constructora francesa Vinci sufrió un ataque a su web, los piratas publicaron una nota de prensa falsa que se distribuyó a los medios de comunicación. La información falsa publicada provocó un efecto desplome del valor en bolsa de la empresa de hasta un 18% en pocas horas. El resultado, la empresa ha perdido valor en bolsa por un volumen de 7.000 millones de euros.  

También grandes empresas TIC han sufrido ataques informáticos, caso este año de la empresa de servicios musicales Sportify, o la red social Twitter, o incluso el influyente medio de comunicación  The New York Times. Los ciberataques aumentan cada vez más en España y en Galicia. Según los datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe) el número de ataques identificados en España alcanza más de 100.000 incidencias en 2016, el doble de las recogidas en el mismo periodo de 2015.

Según los datos del Ministerio del Interior, las fuerzas de seguridad del Estado han recibido en el año 2016 más de 66.000 denuncias por ciberdelincuencia. La lista a nivel provincial está encabezada por Madrid, Valencia, Alicante, Sevilla y Baleares. En el caso de Galicia, en A Coruña se denunciaron 2.373 , y Pontevedra alcanza la cifra de 1.459 hechos denunciados. Ourense y Lugo se encuentran en el rango de menos de 500 denuncias en el año 2016. Los ciberataques a ciudadanos suelen ser por importes menores a 400 euros para evitar la consideración de robo y ser un simple hurto siendo la suplantación el medio de captación de datos. Las autoridades indican que la información, la desconfianza y el uso de herramientas de seguridad es el medio más eficaz para la prevención.