TRANSPORTE - CREANDO MARCA

El Corredor Atlántico: el momento de las infraestructuras ourensanas

Las inversiones se producirán a partir del año 2021 en el territorio gallego y el resto de España

Ourense formará parte del corredor preferente Atlántico
Ourense formará parte del corredor preferente Atlántico
El Corredor Atlántico: el momento de las infraestructuras ourensanas

Ya todos sabemos donde se ubica Ourense y Galicia en el mapa de Europa, pero esta posición periférica y lejana del núcleo económico europeo, y por tanto de la demanda de consumo principal, debe ser una de las estrategias futuras de desarrollo económico. En este sentido, las grandes infraestructuras de transporte de mercancías, a nadie le extraña, que sean un factor clave del desarrollo de un territorio. En este marco, esta semana Galicia en general y Ourense en particular han recibido una buena notica de la Comisión Europea ya que ha aprobado la  ampliación del corredor del Atlántico hasta Galicia.

Aunque todavía está pendiente de la aprobación del Parlamento, esta medida significa que Galicia y Ourense se podrán beneficiar del mecanismo económico Conectar Europa (CEF). La medida afecta al corredor de mercancías del Atlántico y también del Mediterráneo, y tiene como objetivos, entre otros,  conectar puertos con redes de transporte, como puede ser el caso de los puertos de A Coruña o de Vigo.

Además va a permitir conectar los grandes centros de logística gallegos con el núcleo central de la economía de Europa. La apuesta del desarrollo de la ampliación del corredor pasa por mejorar la línea de ferrocarril actual convencional que con la llegada de las redes de AVE serán destinadas en exclusiva al transporte de mercancías. 

La red que saldrá más beneficiada será la del ferrocarril Coruña-Vigo-Ourense con paso por Monforte de Lemos hasta León. Este corredor forma parte de los seis nuevos aprobados para España con el propósito de facilitar un reparto más eficiente -económica e ambientalmente-, entre los diferentes modos de transporte, reequilibrando las posibilidades de atracción industrial de estas comunidades.

Hasta ahora, Galicia no formaba parte del corredor ni podía participar en el programa Conecta Europa, que desde el año 2014 hasta el 2020 está invirtiendo más de 24.000 mil millones de euros del presupuesto de la UE para cofinanciar proyectos de la red ferroviaria, y de transporte en general, en los Estados miembros de la UE  y, cuando corresponda, conexiones con países vecinos. 

El apoyo financiero de CEF, toma principalmente las formas de subvenciones (inversiones no reembolsables del presupuesto de la UE) que se ejecutan a través del proceso competitivo de convocatorias de propuestas; soporte técnico a gobiernos; y contribuciones de la UE a los instrumentos financieros innovadores. Estos instrumentos innovadores toman la forma de acuerdos de distribución de riesgos e incluyen garantías, préstamos y bonos de proyectos.

En el caso de Ourense, la posible llegada de inversiones se producirá a partir del año 2021, que es cuando entrará en vigor esta modificación del mecanismo de redes de transporte europeo. Para el periodo del próximo marco financiero plurianual 2021-2027, donde Ourense puede ser beneficiario, se proponen desde la Comisión destinar hasta 30.600 millones de euros para financiar las redes transeuropeas de transporte (Reglamento CEF), priorizando, al igual que en el periodo actual, los corredores europeos como el caso del Atlántico hasta Galicia. 

La apuesta continental es por una red autónoma y eficiente así como sostenible para el futuro del transporte de las mercancías.  El resultado alcanzado ha sido la suma de los esfuerzos políticos de los gobiernos de autonomía del norte de España y de un fuerte movimiento de agentes sociales, empresariales y políticos. 

Esta inversión se suma a otras inversiones claves del territorio gallego, caso de la nueva red del AVE o las distintas inversiones en redes  por carretera. El gobierno saliente recientemente mantenía en su comparecencia en el Senado la previsión de llegada del tren de Alta Velocidad a Ourense a finales del año 2019, al menos en su versión de prueba, lo que implicará llegar en algo más de dos horas a Madrid. 

La revisión del estado de las obras nos indica que los tramos pendientes en la comunidad de Castilla y León en su conexión con Galicia se encuentran muy avanzados. En este sentido se puede concluir que el tramo de Zamora a Pedralba de la Pradería estará acabado este mismo año, lo que permitirá reducir el tiempo de viaje en 35 minutos, a lo que se unen otras obras a punto de terminar, como el caso del intercambiador de Zamora. En la parte gallega, y ourensana en particular, los tramos muestran una mayor dificultad por la orografía y la cantidad de túneles que se deben realizar, unido a la propia dificultad de entrada del vial a la ciudad.  

Eso sí, la llegada del AVE puede provocar un cambio sustancial en las conexiones con La Meseta y con España, y a la vez provocar un cambio económico y social en la provincia y la ciudad ourensana. La próxima década, será para Ourense la del ferrocarril, tanto como medio de transporte de pasajeros como especialmente de medios de transporte de mercancías acercándose a Europa.