ÁGORA ECONÓMICA

Experiencias de evaluación de servicios municipales en Galicia

Los ayuntamientos prestan una serie de servicios públicos con un marcado carácter local, próximos al ciudadano, de ahí la necesidad de que se garanticen adecuadamente y con la mayor calidad posible

Experiencias de evaluación de servicios municipales en Galicia

Desde la década de los años 80 ha aumentado la demanda de los servicios públicos locales. Esto supuso que los ayuntamientos tuvieran que prestar muchos en muy poco tiempo, primando el número frente a la calidad. A partir de los años 90 se constata un significativo cambio, planteándose la necesidad de mejorar la provisión, gestión y financiación de los servicios públicos locales; para eso es necesario contar con información que permita evaluar el coste y el beneficio de las actuaciones municipales. En los últimos años, los ciudadanos vienen demandando una mayor eficiencia en la gestión de los recursos locales. Lo anterior pasa, necesariamente, por tener que cambiar el modelo de gestión local. 

El análisis de la realidad local gallega señala como todavía hay un largo camino por recorrer en la evaluación de los servicios públicos municipales. 

POCAS INICIATIVAS

Los trabajos que estudian la rentabilidad de los servicios locales en Galicia son muy escasos, sobre todo aquellos realizados por agentes externos al municipio, que son los que pueden permitir comparaciones. Dos de ellos son la recogida de los residuos sólidos urbanos y la prestación del servicio de policía local. En ambos casos se trata de evaluaciones realizadas por profesores e investigadores del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo.

El Consello de Contas de Galicia promovió una investigación sobre la evaluación económica de la gestión del servicio de recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos para los principales municipios gallegos. Su objetivo era conocer y comparar la prestación del servicio, estudiar los problemas de financiación y mejorar la gestión de esta actividad. 

Del estudio se obtiene que la gestión pública de este servicio presenta un panorama muy mejorable. Así, los ayuntamientos y los responsables de la gestión del servicio no suelen conocer los aspectos básicos de su prestación, ni tampoco realizan un seguimiento de la evolución de las actividades. Además, hay importantes diferencias en la prestación por ayuntamientos. Finalmente, la cobertura financiera de costes del servicio haresultado dispar. 

La segunda experiencia fue promovida por la Vicepresidencia y Consellería de Presidencia, Xustiza e Administración Pública de la Xunta de Galicia, para realizar la primera experiencia de Círculos de Cooperación Intermunicipal (CCI) en Galicia, en la que tuve ocasión de colaborar como miembro del equipo de investigación. Esta actividad contó, además, con el apoyo técnico del Servicio de Programación de la Diputación de Barcelona y la participación de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP). Fruto de este convenio se publicó el primer estudio sobre los CCI de la policía local en Galicia. 

La realización de esta actividad supuso la aplicación de un protocolo de actuación, basado en cinco etapas. La primera, la fase de diseño, consistió en la definición de la misión y objetivos de servicio y el establecimiento consensuado por todos los municipios participantes de los indicadores a utilizar y de las variables de la encuesta. En la segunda etapa, la de medición, se recogieron los datos de los ayuntamientos participantes y se realiza su validación. La tercera, la de evaluación, consistió en la elaboración de informes con indicadores de gestión y la identificación de puntos fuertes y oportunidades de mejora. En la cuarta se realizó un análisis de las oportunidades de mejora, de buenas prácticas y de la evolución de los servicios. Finalmente, en la quinta y última etapa, la de comunicación e implementación, se basó en la comunicación de los resultados y la realización e implementan del plan de mejora. 

Del estudio se obtuvo como el gasto corriente por habitante en policía local en Galicia en 2009 fue de 59 euros (frente a 77 de media de Barcelona); el porcentaje del importe cobrado de las denuncias municipales de tráfico fue del 51%. De media se producen 419 llamadas telefónicas por cada 1.000 habitantes; hay 236 denuncias de tráfico por cada 1.000 habitantes (frente a las 397 de Barcelona) de las que el 8,9% son muy graves. Se producen 4 delitos y faltas por cada 1.000 habitantes, de los que el 46% son delitos contra la seguridad vial. Hubo 10,5 detenidos por cada 1.000 habitantes. Se realizaron 45,6 controles de velocidad por cada 100 vehículos matriculados y se produjeron 16 actuaciones de policía asistencial por cada 1.000 habitantes. Además, en 2009 había 863 habitantes por agente operativo y 767 habitantes por agente. Finalmente, el tiempo medio de llegada en situaciones de emergencia fue de 4,4 minutos. A modo de conclusión, las experiencias de medición de la calidad de los servicios públicos locales en Galicia, sobre todo aquellas realizadas por agentes externos al municipio, que suelen garantizar comparaciones intermunicipales, son muy escasas. Sin duda, mejorar este panorama es uno de los objetivos a alcanzar por los ayuntamientos gallegos, siendo las Diputaciones Provinciales y la Xunta de Galicia los agentes que deben fomentar este tipo de actividades. 

Además, no es necesario plantearse grandes innovaciones para alcanzar este objetivo, ya que hay experiencias muy valiosas que pueden ser de utilidad. Si queremos que las entidades municipales cuantifiquen la calidad de los servicios que prestan a los ciudadanos, es necesario fomentar la cultura de la evaluación. Finalmente, hay que señalar que la medición de los servicios públicos municipales debe ser algo innato en la gestión pública. Solo de esta forma se conseguirán solventar las potenciales limitaciones y se mejorarán los puntos fuertes del servicio que se merecen los ciudadanos.

Estas y otras recomendaciones, centradas en experiencias de evaluación de servicios municipales en Galicia, se encuentran en el I Informe Red Localis “Organización y financiación de servicios públicos municipales” coordinado por Concepción Campos Acuña y Roberto Fernández Llera, patrocinado por la Diputación Provincial de Ourense, y que cuenta con otras catorce colaboraciones de investigadores académicos y profesionales del mundo local a nivel nacional. Una lectura muy recomendable para todos aquellos interesados en el municipalismo.