CON PRIMA DE RIESGO

El género es un motor de crecimiento económico de gran valor para el desarrollo del planeta

En España la brecha de las pensiones alcanza un valor de media de 450 euros entre hombres y mujeres

El género es un motor de crecimiento económico de gran valor para el desarrollo del planeta

La diferencia de género es un problema endémico de las sociedades tanto modernas como a desarrollar, hasta los países nórdicos muestran cifras diferentes entre hombre y mujer en los ingresos laborales. 

Problema entendido como que las mujeres no puedan entrar al mundo laboral, o que esa entrada este restringida solo a algunos puestos de trabajo concretos, o que “simplemente” a igual trabajo reciba menos remuneración. 

Este problema es global ya que en los países considerados desarrollados la desigualdad está presente. Desigualdad a la hora de cobrar y desigualdad a la hora de ascender en el mundo laboral.

El Banco mundial avisa del problema. En recientes fechas el estudio, titulado “ Unrealized Potential : The High Cost of Gender Inequality in Earnings” (Potencial truncado: el alto costo de la desigualdad de ingresos por género) pone encima de la mesa el tema.

El estudio examina el coste económico de la desigualdad de género en términos de capital humano perdido. Es decir, cuánto cuesta que las mujeres sean discriminadas en el mundo laboral, a todos los niveles. 

Según dicho estudio, el mundo pierde riqueza de hasta 160 billones de dólares debido a las diferencias entre los ingresos que las mujeres y los hombres perciben durante toda su vida. Esto representa un promedio de USD 23.620 por persona en 141 países analizados por el Grupo Banco Mundial en el informe enunciado.

El documento destaca que en “casi todos los países del mundo las mujeres deben vencer obstáculos para participar plenamente en la fuerza laboral y obtener la misma remuneración que los hombres”. 

El resultado es que la mano de obra femenina “solo” representa el 38 % de la riqueza en capital humano de sus países, todo ello por motivos de los obstáculos que las sociedades e incluyo las leyes imponen a las mujeres.

 EL MUNDO PIERDE RIQUEZA

Debemos destacar las palabras recogidas en el informe por parte de D. Quentin Wodon, Economista Principal del Grupo Banco Mundial y autor del informe: “Debido a que las mujeres ganan menos que los hombres, la riqueza en capital humano a nivel mundial es aproximadamente un 20 % más baja de lo que podría ser”.

Las pérdidas son globales y dispares. Pero correlacionadas con la riqueza de cada territorio. Aquellos territorios con mayor valor económico adquieren mayor valor de riqueza por el lado de la mano de obra y por tanto son los que pierden más en este marco. 

Las mayores pérdidas, por valores que oscilan entre USD 40 y USD 50 billones, se observan en Asia oriental y el Pacífico, América del Norte, Europa y Asia central. Las zonas más ricas y donde la aportación laboral humana tiene mayor valor económico. 

Por el lado de los territorios pobres, el Magreb, África subsahariana o  el resto o el caribe americano alcanza los 10 billones de dólares de perdidas. 

Como ven el problema es de grado mundial, algunos ejemplos más para comprender el problema: en el mundo las mujeres dedican 20 millones de horas  para buscar agua para su familia nos indica Unicef, motivo por el cual dedican menos horas a trabajar o ir a la escuela. El resultado por cada 100 niños están escolarizadas 64 niñas. 

En general, en el planeta ya un 50% de las mujeres cuentan con un empleo remunerado pero también, la ONU calcula que de media las mujeres cobran entre un 10 y un 30% menos que los hombres. 

España no es ajena a esta situación, según los datos sindicales la brecha salarial puede alcanzar hasta un 24% de diferencia de sueldos entre hombres y mujeres. Este problema genera otros que acompañaran a dichas mujeres toda su vida. 

A nadie se le escapa que si cobras menos en tu vida laboral y cotizas menos el lamentable resultado es una menor pensión. La cifra puede caer hasta 450 euros según un informe de la UGT. En concreto la pensión media de las pensionistas españolas es de 745 y el de los hombres 1190. Ya ven los datos son claves y notorios.

No lo estamos haciendo bien y le estamos faltando al respeto a más de la mitad de la población mundial. Además los grandes gurús de la economía nos reconocen que las mujeres pueden aportar una nueva visión a la gestión económica mundial dando rendimiento y resultados a las empresas y por que no incluso superiores a los hombres.

La verdad es que a pesar de ser una sociedad en proceso de modernización y que sin duda hemos evolucionado en muchos puntos criticos de nuestra sociedad  el caso de la brecha de genero es un problema que debe ser tratado como necesidad de estado y actuar con la contundencia de las inspecciones de trabajo y del rechazo social y como no con el rechazo como consumidores .