LA ENTREVISTA

Marcos Vila, gerente de Ponte Vella: "Ya se nota más alegría en el consumo"

"En Ourense hay un equilibrio entre oferta y demanda que no se da en otras ciudades", explica Vila 

Marcos Vila
Marcos Vila
Marcos Vila, gerente de Ponte Vella: "Ya se nota más alegría en el consumo"

Marcos Vila es el gerente de Ponte Vella Centro Comercial, una de las referencias comerciales de Ourense. La campaña navideña está dejando indicadores positivos de consumo, que vienen a sumarse a un año que se cierra también en positivo. Vila reconoce que la ubicación de esta gran superficie y su permeabilidad con el resto del comercio urbano están siendo determinantes en la salud económica de este centro de ocio. El futuro se presagia optimista.

¿Cómo está yendo este mes de diciembre?
Ha arrancado muy positivamente y empezamos a ver esos indicadores ya en la semana del puente de la Constitución. El viernes día 8 fue uno de los diez festivos de apertura durante el año y notamos una gran afluencia de clientes, pero ya antes notamos más público del habitual y realmente los días siguientes han sido días de mucha afluencia, considerablemente superior a la del año pasado. Influye también la meteorología porque si llueve la gente acude más al centro comercial. 

Con esos presagios, ¿cómo está yendo la campaña navideña?  
En mi opinión, y creo que es la opinión de la junta directiva, tenemos unas perspectivas muy positivas por diversos elementos que hemos visto a lo largo del año. El centro comercial está funcionando bien, el parking tiene cada vez más ocupación, y eso nos hace pensar en que los datos van a ser buenos. Si el mes de octubre fue complicado por la climatología tan seca que hubo, y que nos influyó negativamente tanto en afluencia de clientes como ventas, ahora pensamos que en esta campaña navideña habrá un repunte importante para el consumo.

¿Hay por lo tanto más alegría en el consumo en estos momentos? 
Sí, un poco más sí que se nota. Ya el año pasado notamos un poco más de alegría en el consumo, como tú dices, y este año se está corroborando esa tendencia ligeramente positiva. Todavía asentando ese crecimiento poco a poco, pero que ya se está dando. 

Por lo tanto, ¿el 2017 será el mejor de estos últimos años?  
Sí que lo va a ser porque ya los últimos años se percibía esa tendencia creciente. Creo que la mejora económica que se ve y se va trasladando poco a poco al consumo ayudará a los mejores resultados de las tiendas. En Ponte Vella estamos tratando de actualizar el centro en diversos aspectos, en mejorar los ámbitos en los que pueda haber esas mejoras. Tenemos retos importantes para el año que viene, como el cambio a iluminación LED, pero también algún otro proyecto a realizar. Creo, en definitiva, que se están dando pasos decisivos en una mayor consolidación del centro, mejorando la integración con la ciudad, que siempre ha sido buena, buscando actividades que puedan ser atractivas para nuestros clientes durante sus horas de ocio.

¿Se puede decir que este centro comercial ha resistido bien la crisis, incluso en los peores años, manteniendo un alto nivel de ocupación de locales?  
Sin duda, pero hay que destacar que tiene unas características que ayudan a eso. El hecho de que sea un centro comercial tan céntrico, a diferencia de otros de otras ciudades, ha sido muy positivo. Como es habitual, los centros comerciales se han situado fuera de las ciudades y esa tendencia ahora cambia y se vuelve al centro urbano. Tenemos el ejemplo de Madrid Río, que acaba de abrir en el centro de la ciudad, como uno de esos indicadores. Tenemos la suerte que Ponte Vella ha apostado por ese modelo y creo que ha sido un éxito porque favorece mucho la afluencia de clientes andando desde el resto de la ciudad. También favorece la integración con otras zonas del centro y de los barrios y su propia arquitectura porque este es un centro bonito. A veces los clientes de fuera aluden a su valor arquitectónico, ven que es bonito, agradable, pero también hay un equilibrio entre oferta y demanda en Ourense que no se da en otras ciudades. Tenemos ejemplos en otras urbes que son dignos de estudio por sus niveles de ocupación. A nivel político se debería ver lo que ha pasado en Lugo, con un segundo centro comercial que apenas llega a un 20 por ciento de ocupación. Que haya una excesiva oferta comercial genera un desequilibrio que tampoco es positivo incluso en el empleo. En A Coruña hay ejemplos de centros comerciales que incluso han tenido que cerrar y en Ourense hay un equilibrio. Para una ciudad de 108.000 habitantes una superficie como Ponte Vella creo que es suficiente para cubrir sus necesidades. Hace años se hablaba de un área de influencia de 250.000 personas para un centro comercial y ese ratio no se ha cumplido en muchas ciudades y posteriormente se han pagado las consecuencias.

Buena parte del mercado viene de fuera de Ourense. ¿Qué suele valorar para convertirse en cliente habitual?  
En las últimas semanas ha venido mucha gente de Portugal y de otras comunidades españolas porque nuestra área de influencia es amplia. Lo habitual es que vengan clientes de la provincia de Ourense y del sur de Lugo, sobre todo de Monforte y Chantada. Todos suelen destacar lo que comentaba antes: la belleza del centro, la belleza de las terrazas del centro comercial, la del río Miño o el puente Romano. Creo que estamos en un lugar que es una de las postales más bellas de la ciudad y la gente destaca eso la primera vez que nos visita. 

¿Se mantendrá el 2018 en buenos niveles de consumo para las tiendas del centro?  
Afrontamos el año con mucha ilusión y creo que todos los que estamos aquí nos ha afectado la crisis en menor o mayor medida. Eso nos ha dado fuerza para que ahora que estamos en momentos menos complicados sigamos pendientes porque no hay momentos fáciles. Tenemos que aplicar mejoras en todos los ámbitos para que esa recuperación sea todavía mayor. Tenemos que ofrecer a nuestros clientes todo tipo de ventajas y atractivos para satisfacer a nuestros clientes.