VALOR NOMINAL

MGI diseña el futuro de las puertas de los vehículos

La empresa activa una unidad mixta con el CTAG para desarrollar nuevas tecnologías que modifiquen los sistemas de apertura de los vehículos de las próximas décadas

La empresa MGI Coutier está ubicada en Vigo y tiene tanto una sección de fabricación de componentes como de innovación.
La empresa MGI Coutier está ubicada en Vigo y tiene tanto una sección de fabricación de componentes como de innovación.
MGI diseña el futuro de las puertas de los vehículos

El sector del autómovil se encuentra en una fase disruptiva. Las nuevas tendencias en la movilidad -como Blabla car o uber-, en la sostenibilidad ambiental -coche eléctrico- y la seguridad -vehículo autónomo- traen consigo una serie de desafíos para determinar cómo va a ser el coche que se use a finales del presente siglo. Aunque en esta década ya se ha alcanzado un estándar no escrito sobre la apertura de puertas y ventanas, todavía se conservan vehículos como los primeros Seat 600, que abría las puertas “al revés”o las puertas de tipo alas de gaviota, del inolvidable Delorean de McFly.

Lo que suceda en esta nueva generación de vehículos se decide a partir de este lunes en la factoría de MGI Coutier, en Vigo. Esta empreas, en colaboración con el CTAG, ha puesto en marcha el proyecto Union, que pretende identificar las necesidades de la industria de cara al futuro, innovar en los materiales que se usan actualmente en las puertas.

En el proyecto se buscarán nuevas soluciones tecnológicas que cubran las necesidades de los consumidores a través de nuevos componentes para el sector de la automoción. Será posible gracias 400 empleados de MGI Coutier, empresa que apuesta por la Vigo para desarrollar su I+D+i (es uno de sus cinco centros globales de innovación). En este caso aporta toda su experiencia en diseño y desarrollo de componentes.

El CTAG por su parte aporta su conocimiento en electronificación, validación, asesoramiento en el campo de la Industria 4.0 y acompañamiento en la ejecución de proyectos innovadores.

El proyecto tiene un plazo de tres años para su ejecución y tendrá una inversión final de 2 millones de euros. El objetivo es que las innovaciones que resulten del mismo se empiecen a aplicar en la industria a partir del año 2023.

El resultado será un sistema de acceso al vehículo de alto valor añadido que se diseñará desde Vigo, pero “para todo el mundo”, según explica Julio García, director de la línea de producto.

El equipo de trabajo estará formado por 20 personas de ambos centros de investigación, que tratarán de buscar una solución de innovación aplicada, esto es, saber qué necesitan exactamente las empresas del sector para ofrecérselo.