LAS CUENTAS CLARAS

La mudanza a la nueva plaza de abastos: el reto será el cambio de modelo de venta

El día 22 se hará el traslado de los placeros a la sede provisional de la Alameda, todo un reto para los  gestores y vendedores 

Edificio provisional de la Plaza de Abastos en la Alameda.
Edificio provisional de la Plaza de Abastos en la Alameda.
La mudanza a la nueva plaza de abastos: el reto será el cambio de modelo de venta

La apertura de la plaza de abastos provisional, ubicada en la Alameda, ya tiene fecha. Será el día 22 y, más allá del cambio físico, habrá un cambio de modelo comercial. Esa es al menos la idea que manejan los gestores del mercado. El programa Las Cuentas Claras, de Telemiño, cuenta las novedades a implantar, al menos la idea que se quiere implantar para modernizar el sistema actual de ventas. Alberto González, gerente,  reconoce en sus declaraciones al programa que “queremos cumplir las expectativas porque es cierto que hemos estado un poco parados en los últimos años, no en la dinamización o la organización financiera de la asociación, pero sí en el trato al cliente y en ofrecer novedades. Quizá nos hemos dejado ir y estamos intentando revertirlo”. En su opinión se impone un cambio radical en los hábitos de los placeros, en la forma de vender, en la atención al público, en los horarios o en la estética de los propios puestos. Pero, Alberto González también alude a fomentar el reciclaje o incluso controlar los horarios en los que se realiza el aprovisionamiento de mercancías a los puestos. “Es el momento de cambiar y creo que todos los placeros lo aceptan de buen grado, están mentalizados, aunque siempre cuesta, pero eso será clave”, apunta González en sus declaraciones al programa.

Uno de los objetivos que tienen los comerciantes de la Plaza es transformar el mercado convencional, sin perder su esencia, en un espacio con puestos de degustación y hostelería, para captar un público cada vez más joven.

Alberto González reconoce que este tipo de nuevas prácticas exige también un cambio de mentalidad entre los placeros, un proceso en el que están trabajando a lo largo de las últimas semanas.