CREANDO MARCA

El potencial verde de la provincia: una ventana para el crecimiento del PIB

Ourense atesora una gran capacidad de aprovechamientos de sus recursos naturales. Además del caso del termalismo, se identifican los usos industriales del bosque o la puesta en valor de la superficie para las explotaciones de vacuno, porcino, o avícola, que nos convierten en una provincia de referencia. 

El potencial verde de la provincia: una ventana para el crecimiento del PIB

Con la llegada del verano la ciudad de Ourense y los distintos rincones de la provincia se llenan de visitantes que admiran el paisaje, los cursos fluviales o el agua termal, independientemente de su aprovechamiento. Además, buscan satisfacer el paladar de los visitantes gracias a las producciones agrarias y ganaderas elaboradas en la provincia, en muchas ocasiones valiéndose de históricas fórmulas de preparación.

Sin duda, la provincia es conocida por sus atractivos naturales, además de por la oferta termal para todos los bolsillos. Como resultado de un esfuerzo redoblado del sector privado y público por colocar a Ourense como referente termal, el sector comienza a dar retorno a ese esfuerzo. 

En la provincia se ubican ocho balnearios a los que se sumará en breve la recuperación de un noveno que está en fase de rehabilitación. Incluso podralguno más si los proyectos por la comarca de Verín fructiferan. 

En esta comarca hasta el Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal reconocía, en una carta datada el 17 de septiembre de 1909, que “gracias a las virtudes del manantial de Cabreiroá, del cual hago uso constante desde hace más de un año, he recobrado la salud, seriamente comprometida por los efectos debilitantes de un catarro intestinal crónico y por la amenaza de cólicos hepáticos”.

Las virtudes de nuestra agua es un elemento importante para la atracción de los más de 400.000 turistas que la provincia recibe año a año.

Al agua debemos sumar el paisaje en general, con nuestra propia estrella, la Ribeira Sacra, espacio compartido con la vecina Lugo, y que se ha convertido en un lugar de “culto”del turista verde. 

Un tipo de turismo que encuentra en Ourense la oportunidad de visitar espacios únicos todavía no masificados por los visitantes deseosos de fotos de recuerdo para compartir en las redes sociales. 


Ourense es exportadora de energía eléctrica renovable


Y donde se pueden ver animales de gran valor ecológico como las águilas, zorros o cabras montesas en lugares exclusivos como Monte do Invernadeiro parque natural, el Xures-Geres (primer parque intraeuropeo) o zonas de especial belleza como Peña Trevinca, la cota más alta de Galicia y escaparate estelar de la península, gracias a su escasa contaminación lumínica. 

Unido al turismo de verano podemos hablar del turismo de invierno, donde la provincia cuenta con la única estación de montaña de Galicia y  Norte de Portugal, que este año ha sido capaz de recibir la visita de más de 100.000 personas. 

Por tanto el turismo ourensano, junto a su rico patrimonio histórico,  dispone de una oferta que se centra en la puesta en valor de nuestros paisajes y lugares de interés ambiental que se suman a los deportes en nuestros espacios naturales, caso del CERLA  (Centro de Alto Rendimiento de Castrelo), especializado en piragüismo y que convierte nuestros ríos en centro de entrenamiento internacional, y en breve, con las nuevas pistas en Castrelo de Miño, en posible referente para la celebración de campeonatos nacionales e internacionales.

LA INDUSTRIA VERDE 

La industria en Ourense cuenta con una fuerte vinculación con el aprovechamiento de los recursos naturales, como puede ser la propia agua, donde además del uso deportivo y turístico, ya comentados,  nos encontramos con una producción hidráulica de interés estratégico para la provincia de Ourense.

El desarrollo de la energía renovable en Ourense está marcado por la presencia de grandes embalses de aprovechamiento hidráulico, con una capacidad productiva que supera año a año la demanda de energía del conjunto de los  257.262 clientes que el sistema eléctrico gestiona en la provincia.  El potencial de uso renovable del territorio está atrayendo nuevas inversiones de gran volumen, con gran peso innovador y con capacidad de crear nuevos empleos. En concreto, la cuenca Miño-Sil cuenta con hasta 18 grandes embalses a lo largo del territorio. El desarrollo que conocemos actualmente tiene su origen en la creación del embalse de San Esteban, que da sus primeros pasos en el año 1945. La inauguración oficial de dicha central se produce en septiembre de 1956. En aquel momento, con una capacidad de producción media anual de 1.000 millones de kW/hora, la planta de San Esteban fue la mayor de Europa. En conjunto suman más de 2.100 MW de potencia productora controlados.


400.000 visitantes acuden a la provincia cada año atraídos por el medio ambiente


El aprovechamiento del bosque es otro factor vital para la economía de la provincia ya que genera una serie de sinergias de gran interés ambiental y económico. En primer lugar es un sector que invierte en el rural ya que suele ser su ubicación el rural y espacios cercanos al mismo, o que genera la creación de empleos en el mismo espacio rural y ayuda a fija población factor de gran importancia para el futuro de muchas comarcas de Ourense. Además a nadie se le escapa que  es el sector clave a la hora de comercializar y valorizar el bosque tanto procedente de las cortas como procedente de las limpias de  los bosques, vitales para su pervivencia ante los incendios. Ourense cuenta con un PIB verde   que sumando minería, agroindustria, o producciones   agrarias tradiciones y ecológicas, suman un PIB cercano al 50% del total de la provincia. La apuesta por explotar los recursos naturales asegura un futuro sostenible.