CREANDO LA MARCA OURENSE

Las fiestas populares como actividad clave que refuerza el sector cultural gallego

El 74% de los gallegos afirman acudir a algún tipo de verbena a lo largo del año en Galicia

Las fiestas populares como actividad clave que refuerza el sector cultural gallego

El verano es la época del año donde los pueblos, villas y ciudades de Ourense recuperan población y la crisis demografía del rural queda aparcada.

Se calcula que en Galicia puede haber hasta 4.000 eventos de verbena en un año. Solo en el periodo álgido del verano, la semana del 15 de agosto, se calcula que habrá más de 200 eventos festivos en el conjunto de Galicia. 

La práctica totalidad de estés eventos centran su oferta de ocio en la música en directo tanto, tradicional como moderna.

Las verbenas se han convertido en un factor clave de la oferta de ocio de muchos pueblos, barrios y ciudades de Galicia. 

La propia Xunta reconoce el valor de la importancia social y económica de las actividades artísticas, culturales y de ocio en la Comunidad, y actúa de forma normativa aprobando la ley 10/2017, de 27 de diciembre, de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia.

Esta legislación tiene como fin una regulación específica de los espectáculos públicos y las actividades recreativas que, además de garantizar la seguridad de las personas y los bienes, la higiene de los establecimientos, la accesibilidad y la comodidad de las personas usuarias, asegure adecuadamente la compatibilidad entre el derecho al ocio y el derecho al descanso de la ciudadanía.

El sector gana pulso con la presencia de más de 350 orquestas principales a lo que debemos sumar charangas, tríos o composiciones similares como bandas municipales, escuelas de música o asociaciones culturales. Las cifras hablan de cerca de 4.000 empleos en el sector.

Pero el valor de la verbena reside en su capacidad de ser un dinamizador de eventos superiores como pueden ser fiestas patronales o fiestas de celebración religiosa. Por tanto genera sinergias, con otros sectores como la oferta gastronómica, pulperías por ejemplo, o la oferta de otros servicios como pueden ser los de ocio de los feriantes. 

A ello debemos sumar el peso social que genera este tipo de acontecimientos en pueblos y villas que en parte de su vida social anual transcurre en la organización de este tipo de actividades. 

Además de las fiestas tradicionales, también podemos asistir a otras opciones culturales como pueden ser los festivales de música en directo, un modelo cultural que adquiere año a año más peso en el entramado cultural. El gobierno gallego ha creado, para reforzar su importancia, la marca FEST Musical Galicia como nueva vía de apoyo a los festivales de verano que busca promocionar el territorio gallego como destino musical bajo criterios de calidad, sostenibilidad y responsabilidad social. 

Actualmente la marca la forman 10 eventos: PortAmérica, Resurrection Fest, Atlantic Fest, Vive Nigrán, Sinsal SON Estrella Galicia, 17º Ribeira Sacra, SonRías Baixas, Revenidas, Festival de la Luz y WOS Festival. 


REPERCUSIÓN ECONÓMICA


Los festivales son, cada vez más, un fenómeno con mayor efecto económico y social a pesar de ser un evento efímero que dura pocos días. Por ejemplo, uno de los mayores referentes del verano festivalero gallego, el Resurrection Fest que se celebra habitualmente en Viveiro, y que en esta ocasión ha contado con la participación de leyendas como Kiss o The Scorpions, alcanza un volumen de negocio de más de 13 millones y se calcula una creación de más de 2.000 empleados en el desarrollo de la actividad. Ya que hasta 85.000 personas acuden a este festival de media en los últimos años, procedentes de hasta 30 países diferentes, multiplicando la población de la villa de acogida, en este caso Viveiro. 

El sector cultural, además de la música, acoge bajo dicha denominación otras artes como el teatro, el cine, u otras actividades que en conjunto superan más de 32.000 empleos, cifra que muestra un aumento continuado desde los cerca de 29.000 de 2016, según los datos del Instituto Gallego de estadísticas. El Consello da Cultura de Galicia afirma que el sector actualmente representa el 2% del PIB de Galicia, una cifra de gran valor en el peso económico de la Comunidad. 

A la vez, decir que Galicia aglutina un espacio cultural que abarca a más de 6.000 empresas y suma más de 1.000 millones de euros en facturación. 

A los eventos de la música debemos sumar otro tipo de actividades que cada vez muestran más peso en el sector. Por ejemplo la celebración del Festival Internacional de Jardines de Allariz que ya se encuentra en la novena edición, y que al cierre del pasado ejercicio 2017, ha recibido más de 40.000 visitantes. Otro buen ejemplo es el desarrollo de la Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia, que ya supera los 10.000 visitantes y se convierte en un factor dinamizador de la economía de la villa. También las representaciones históricas como la fiesta de la Istoria, con 45.000 visitantes. 

Sin duda, la cultura, en todas sus versiones de verano alcanza a todos los rincones de Ourense, creando riqueza y valor social.