INMUEBLE

El sector inmobiliario crea empresas tras perder el 60% durante la crisis

El sector inmobiliario gallego ha iniciado la recuperación de una larga crisis que se ha llevado por delante el 60% de sus empresas

Las empresas inmobiliarias esperan que los próximos dos años sean de crecimiento para el sector.
Las empresas inmobiliarias esperan que los próximos dos años sean de crecimiento para el sector.
El sector inmobiliario crea empresas tras perder el 60% durante la crisis

Si hay un sector que representa la profunda crisis económica que ha azotado las economías occidentales en los últimos años es el inmobiliario, que durante los últimos ocho ejercicios ha visto como desaparecían el 60% de sus empresas. Pero la situación ha cambiado y ya “somos generadores de nuevas empresas y creación de empleo, con lo que el sector inmobiliario se consolida como pilar básico en la recuperación económica de Galicia”, asegura el presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), Benito Iglesias.

La mejora de la situación del sector se refleja claramente en tres parámetros muy visibles como son la recuperación del precio de la vivienda nueva, la subida de las compraventas en la comunidad y la reducción del stock en Galicia en 26.445 viviendas, el  8,34%. Esta situación ha llevado a que el sector cierre el año 2016 con una facturación global de más de 1.500 millones de euros, un 15% más que las previsiones iniciales.

Objetivo, crecer un 30%
Fegein se marca ahora el ambicioso objetivo de que el sector crezca un 30% en los próximos dos años, de forma que alcance una facturación de 1.800 millones de euros en 2017 para poder alcanzar los 2.000 en 2018 y un número de compraventas de vivienda libre que debería llegar a las 18.000 operaciones en 2017 y las 20.000 en 2018. Para el presidente de Fegein “la consolidación y normalización del mercado de la vivienda en Galicia se ha confirmado en este 2016, con lo cual los objetivos bianuales de la patronal inmobiliaria gallega son legítimamente ambiciosos”, explica.

A 30 de diciembre del 2016 el stock ha disminuido y se sitúa actualmente en 23.000 viviendas en el conjunto de Galicia, donde la disminución del stock es más alta es en la provincia de Lugo, el 17%.

Benito Iglesias considera que Galicia debe “bajar de las 20.000 viviendas en stock y sobre todo en la segunda vivienda en la costa gallega tomando como referencia el importante repunte del mercado residencial tanto en la costa de Lugo como en diversas zonas de la provincia de Pontevedra, especialmente Portonovo donde ha habido una importante demanda en el verano del 2016, así como una notable recuperación de los precios”.

Desde Fegein constatan “una Galicia de dos velocidades”, por un lado la de las siete principales ciudades con sus áreas de influencia y el resto de municipios del interior. Así que la Federación de Empresas Inmobiliarias “centraremos nuestros objetivos en las siete principales ciudades y sus comarcas para cumplir el camino marcado de la recuperación”, precisa Benito Iglesias .

Reivindicaciones
El capítulo de reivindicaciones  pasa por una bajada mínima de tres puntos porcentuales del IVA de vivienda nueva, así como de tres puntos también del ITP de vivienda usada y una modificación de la ley hipotecaria que incluya la dación en pago de deuda sin carácter retroactivo y recuperar las ayudas a la compra de vivienda para menores de 35 años. También reclama Fegein el apoyo de la administración para potenciar la imagen de Galicia en salones inmobiliarios como Ifema y poner en valor la vivienda vacacional gallega tanto en venta como alquiler.

Seis grandes directrices marcarán el camino de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias en 2017 y que pasan, en primer lugar por la mejora de la accesibilidad a la vivienda de los jóvenes y la protección al consumidor, porque la inestabilidad laboral de los jóvenes supone una  barrera que dificulta su acceso a la vivienda y porque considera necesario una mayor transparencia con el consumidor, con información clara y fiable junto con una regulación más exhaustiva de los actores involucrados en el mercado.

En segundo lugar la reforma del mercado de la vivienda en alquiler y la definición del papel de las socimis, ya que esta nueva figura fomenta la profesionalización y la innovación del sector en busca de rentabilidades, marcando tendencias que determinarán la evolución de la industria con su gestión de activos destinados al alquiler, tanto como si son viviendas, oficinas o centros comerciales.

También marcará 2017 la evolución de las cargas fiscales sobre la vivienda, porque tasas como el IVA, el IBI o el Impuesto de Sucesiones afectan directamente al acceso y mantenimiento de la vivienda, así como el incremento de los proyectos de rehabilitación y la regeneración urbana, porque de la continuidad de esta tendencia depende la realización de proyectos de rehabilitación y de regeneración de edificios en los cascos antiguos de las principales ciudades.

Para el sector también serán claves este año el impacto sobre la inversión de los riesgos regulatorios, la inseguridad y la incertidumbre jurídica, porque la inversión puede frenarse si el mercado percibe riesgos e incertidumbre en la legislación; así como la integración de normas europeas de contabilidad, supervisión y regulación con el proyecto de circular de el Banco de España, que ya prepara la adaptación a la norma local de la norma contable IFRS9 que entrará en vigor el día 1 de enero de 2018. Entre otros aspectos determinará el deterioro del valor de los créditos, y por ende de sus garantías, así como de las coberturas.