LA ENTREVISTA

Sergio Prieto: "Galicia es un campo de oportunidad"

El director territorial de Comercio y del Icex en Galicia: "Las empresas salieron fuera por desesperación. Nuestro objetivo es que lo hagan por convicción"

Sergio Prieto.
Sergio Prieto.
Sergio Prieto: "Galicia es un campo de oportunidad"

Sergio Prieto (Madrid, 1974) llegó en abril a la oficina del ICEX en Galicia. Su trayectoria ha estado ligada al Ministerio de Economía (sus primeras prácticas fueron en Vigo), donde trabajó en comercio internacional. De ahí pasó a la Comisión Nacional de la Competencia, luego la Secretaría de Estado de Energía y posteriormente en el Ministerio de Agricultura creando la Agencia de Control Alimentario. Volvió a Economía para llevar la adaptación de las cámaras a la nueva ley y ahora en el ICEX.

¿Qué hace el ICEX en Galicia?
Somos el punto de contacto y referencia para todas las empresas gallegas que quieran salir al exterior. Hacemos cuatro labores fundamentales, la primera de ellas son actividades de promoción comercial de salida al exterior. Lo que hacemos es implantar los programas que tiene el ICEX a nivel nacional en Galicia para darles un servicio con consultores especializados que les ayuden a llevar a cabo un plan de internacionalización y puedan convertirse en exportadores regulares, Otra actividad son los servicios de información sobre comercio exterior. Tenemos datos de comercio exterior desde los años 80 y publicamos un informe mensual y también haremos acciones más específicas de información sobre sectores de la economía gallega. 

Pero hay más actividad.
También llevamos a cabo servicios de información y asesoramiento para las empresas. Aquí recibimos a diario a empresarios que muchas veces están perdidos y somos su primer punto de contacto y les guiamos en los primeros pasos. Tenemos las puertas abiertas para todas las empresas aunque me gustaría que fueran más. Otra línea es la información sobre ayudas y productos financieros que tanto el Ministerio de Economía como el Estado ponen a disposición de las empresas que quieran empezar a exportar. Otra pata de actividad es la atracción de inversiones en el exterior para Galicia, el objetivo es intentar poner a Galicia en el mapa del mundo, que no es fácil. Aquí hay un campo de oportunidades muy interesante para las empresas porque hay suelo, hay oportunidades y hay personal formado. Muy interesante para que las multinacionales establezcan aquí su sede. Por último, está la promoción de apoyo al comercio minorista, mediante la modernización de las tiendas tradicionales y fomentar su digitalización, la modernización de mercados o de centros comerciales.

Sobre la captación de inversiones, Galicia es muy irregular.
Pasa lo mismo que con las exportaciones, es que son puntuales, depende mucho que haya una empresa que capte capital para que se dispare y luego pasa un tiempo y nada. El objetivo que tenemos es intentar convertir estas exportaciones e inversiones puntuales en regulares. Es complejo pero muchas veces se trata más de exportaciones e inversiones pasivas, que salen solas. Pero también es una oportunidad porque si vienen solas es porque hay algo.

Llega en un momento en que el ICEX está poniendo en marcha una nueva estrategia.
Es un reto muy interesante. En septiembre de este año la Secretaría de Estado aprobó la Estrategia de Internacionalización 2017-2027 y un Plan Integral de Competitividad del comercio minorista. Así que desde aquí tenemos que poner en prácticas estos planes en Galicia. En esta estrategia se ha querido mirar al largo plazo para tener resultados porque hay que pelear en los mercados internacionales donde hay competidores de todo el mundo. Así que se ha pensado en una estrategia a diez años con periodos bianuales de revisión para actualizarse. El principal objetivo es buscar cada vez más exportaciones regulares. Hay unas 145.000 empresas que exportan de las que 50.000 son regulares, hay un amplio número de empresas que hacen exportaciones puntuales y hay que convertirlas en regulares. Es un gran proyecto para poner a España en los primeros puestos del comercio internacional. La ventaja es que los productos son de mucha calidad y muy apreciados en los mercados internacionales.

¿Cómo se concreta?
Se han identificado seis áreas de actuación para dar un apoyo a las empresas propiciando primero el aumento de tamaño para competir en esos mercados, la segunda es ayudar a las empresas a que incorporen la innovación y la tecnología y la digitalización de los procesos porque el que no esté en internet no existe,  el tercer punto es del desarrollo del capital humano para hacer frente al mundo que viene, el cuarto,  aprovechar las oportunidades de la política comercial, los acuerdos de libre comercio, porque son acuerdos que facilitan mucho la exportación. Acaba de firmarse el acuerdo entre la UE y Canadá, el famoso CETA, y creo que es una oportunidad para las empresas gallegas porque no hay que pagar aranceles y es una ventaja frente a otros países. El quinto punto sería la captación de inversión extranjera y finalmente reforzar la coordinación de los actores públicos y privados relevantes. En estos seis meses me he reunido con todo tipo de instituciones y empresas, asociaciones y clusters porque creo que uno solo no puede hacer nada. Mi objetivo es aumentar la base exportadora gallega y para eso tenemos que estar coordinados todas las instituciones. No somos competencia, somos complementarios.

¿Cómo están exportando las empresas gallegas y qué perspectiva les espera en el comercio exterior?
La perspectiva es magnífica. Durante los años de crisis el sector exterior ha sido el que ha estado tirando del carro de la economía. Es un proceso lógico porque si las empresas no tienen mercado interno buscan su salida fuera. Pero es un poco engañoso porque lo han hecho por desesperación y no por convicción. Nuestro objetivo es que lo hagan por convicción.