ECONOMÍA CIUDADANA

El taller de automóviles: los derechos a la hora de realizar las reparaciones

El consumidor tiene derecho a la disponibilidad de un presupuesto previo para decidir si realiza la reparación

El taller de automóviles: los derechos a la hora de realizar las reparaciones

El coche es una de las mayores inversiones de una familia y también suele ser una inversión importante en el caso de las empresas. A pesar de estas cifras de ventas halagüeñas, el sector  indica que la edad media de los vehículos en España se ha incrementado en la crisis, alcanzado la cifra de 11,2 años, lo que supone una preocupante antigüedad del parque móvil nacional.  

En este contexto adquiere relieve las puestas a punto en los talleres, y en este sentido, también conocer por nuestra parte qué derechos adquirimos al entrar en un taller. El sector de talleres es un gremio longevo que ha soportado bien la crisis. Un 32% de los talleres tiene más de 21 años de experiencia, según los datos de un informe elaborado por  reparatucoche.com.

A la hora de elegir el taller, además de por la antigüedad del establecimiento, puede tener en cuenta otras cuestiones como si está al día en los procedimientos de legalidad del establecimiento, ya que la existencia de talleres clandestinos es un problema que el sector ha denunciado en reiteradas ocasiones. 

Para ello puede revisar la placa de la entrada, que es obligatoria, y  donde deben aparecer estas indicaciones: En la parte más alta de la placa, la rama de la actividad que le corresponda; es decir, si se trata de talleres de mecánica, electricidad o carrocería y pintura. En la parte intermedia, la especialidad concreta; es decir, si son centros de diagnosis (especialmente destinados a comprobar y certificar el estado técnico de un automóvil) y si atienden a distintos tipos de vehículos, como motocicletas; en la parte de abajo, las siglas de la comunidad autónoma y el número correspondiente en el registro oficial. 

Además el consumidor tiene derecho a la disponibilidad de un presupuesto previo para decidir si realiza la reparación. Debe ser emitido por escrito con la referencia de identificación del taller, del vehículo y del dueño del mismo. También puede exigir un recibo de deposito recogiendo el estado del vehículo, ya que evidentemente tiene derecho a recoger el coche en la misma situación en la que lo dejó. Cualquier daño en el automóvil la reparación correrá por cuenta del taller mecánico.

Es conveniente advertir las posibles averías imprevistas. Una vez dejado el vehículo para su reparación, si el mecánico detecta más problemas de los iniciales, debe comunicarlo antes de iniciar la reparación. Asimismo, debe informar del importe del arreglo de estas nuevas averías. Solamente si el cliente da su consentimiento, el taller puede efectuar la reparación de las averías no incluidas en el presupuesto inicial.

El taller solo puede instalar piezas nuevas, salvo que el cliente dé el consentimiento expreso de usar otras de segunda mano o reconstruidas. En este último caso se debe exigir al taller que asuma la responsabilidad de su uso. Además, el usuario puede desistir del pedido en todo momento, eso sí abonando los importes consumidos hasta el desistimiento.

Por último es necesario recordar que el periodo de garantía son 2.000 kilómetros o tres meses desde la reparación del coche, y la pieza nueva el periodo es de dos años. El sector de talleres de reparación de vehículos es de los que más reclamaciones acumulan en España.