CON PRIMA DE RIESGO

La tecnología a debate: La tecnología es progreso para la sociedad y para el empleo

La tecnología es fuente de cambio que exige la evolución de la sociedad y de los distintos trabajadores

La tecnología a debate: La tecnología es progreso para la sociedad y para el empleo

La conveniencia o no del desarrollo tecnológico es un debate tan antiguo como el ser humano. Déjense llevar al principio de los tiempos cuando inventamos el fuego, medio de calefacción y de iluminación que nos permitía avanzar pero también medio de destrucción. Es decir arma de destrucción máxima, como podemos comprobar (padecer) en nuestros días. Ese debate prehistórico debió de ser memorable. 

La historia nos enseña que la lucha contra el progreso ha sido habitual en el desarrollo humano. Todos conocemos la acción de organizaciones como la siempre enunciada inquisición y su persecución de científicos. Pero quizá para el debate de hoy sea de interés la figura de los luditas. ¿Que quienes son ¿ los luditas aparecen al principio del siglo XIX como un grupo contrario a la mecanización de los sectores productivos. El ludimo se convierte en un movimiento promovido por artesanos que protestan contra la llegada de las máquinas a los talleres. En este caso su lucha se inicia en contra de la adopción de los telares industriales, la máquina de hilar o el resto de maquinaria de la industria para posteriormente extenderse a los procesos del sector agrario en contra de trilladoras y demás maquinas de uso en el campo.

El argumento de la lucha es la pérdida de puestos de trabajo que genera en la población en este proceso industrializador, ¿les suena este argumento?. Su modus operandi es la destrucción de las máquinas que según el historiador Eric Hobsbawm era su forma de “negociación colectiva”.  No como ahora que el medio de presión parece ser que son las vacaciones de los demás. Una vez más, cada vez que el ser humano se enfrenta a una revolución tecnológica, a una parte de la población, generalmente la más afectada, se enfrenta, a su vez, a tal proceso de una manera negativa y pretendiendo retrasar o limitar el proceso.

TECNOLOGÍA & PROGRESO
 Si volvemos la vista atrás y analizamos que ha pasado en el Reino Unido de los luditas y demás países del mundo, quizá nuestra voluntad hacia la tecnología cambie. Además de grandes hechos de la humanidad como llegar a la luna, debemos valorar hechos “menores” pero que han mejorado la calidad de vida de nuestro día a día. Un buen ejemplo es que la media de edad de un Ludista (siglo XIX), y del resto de la población, no superaba los 40 años y en muchos casos se quedaba en los 30 años. Edad que superamos con creces actualmente (78,4 en Europa). 

A ello debemos sumar factores como el nivel de escolarización de los hijos de forma general cercana al 100 % o cuestiones como el acceso sanitario, un sector con grandes mejoras, fruto de la acción de la ciencia y de la tecnología puesta a disposición de médicos y empleados sanitarios.

En general me atrevo a indicar que la evolución de la tecnología es positiva para el ser humano. Los ejemplos están al alcance de nuestro día a día con medios de transporte más seguros, más rápidos y también más baratos; medios médicos más eficientes, comunicaciones abrumadoras, entre otras ventajas. Un dato para su interés, en este momento que usted dedica a la lectura, más de 821.000 personas se encuentran en vuelo, un simple ejemplo del desarrollo tecnológico y de la universalización de la misma. Otro buen ejemplo está en nuestras propias casas, donde la tecnología ha revolucionado el salón, la forma de cocinar, la forma de limpiar o incluso nuestra forma de dormir. Y ya no hablemos de la forma de comunicarnos y relacionarnos con los demás miembros de la familia o con nuestros propios hijos. 

Aun así a decir verdad la tecnología tiene un lado oscuro con ejemplos como el uso de las redes sociales o de la red para delinquir. Con ejemplos como el uso de las redes sociales para difamar al vecino, o insultar de forma anónima. O la facilidad para realizar ataques masivos a empresas y familias con devastadores resultados en tiempo  de trabajo y costes. Así como medio para obtener información confidencial de empresas, gobiernos o de la vida intima de cada ciudadano. 

En general las tendencias tecnológicas, que antes eran vistas como horizontes lejanos y cinematográficos, hoy son realidades. Los objetos usados como emisores y receptores que se conectan a el Internet, los dispositivos vestibles o wearables, la realidad virtual y aumentada son algunos de esos avances que han dado como resultado un nuevo mundo,nuevas formas de relación laborales o humanas o simplemente nuevas formas de usar las cosas. 

Por todo ello, y en la humilde opinión de un simple vikingo, a la tecnología no se le deben cortar la alas ya que el progreso suele ser maravilloso, y provoca cambios con efectos beneficiosos una vez que somos capaces de ver más allá  del hoy y del “polvo” generado por los debates. Eso si, siempre que seamos capaces de “encender”el nuevo aparato.