VALOR NOMINAL

Wakaiti da una segunda vida a los excedentes de hostelería

Esta aplicación diseñada en Vigo permite a panaderías o restaurantes vender más barato a usuarios atentos a las ofertas de aquella comida que tenía previsto tirar

Mario Vidal y José Alcañiz, cofundadores de Wakaiti.
Mario Vidal y José Alcañiz, cofundadores de Wakaiti.
Wakaiti da una segunda vida a los excedentes de hostelería

Cada día los establecimientos de hostelería se ven obligados a tirar parte de su producción porque no pudieron venderla. El cálculo, a nivel nacional, es que los restaurantes pierden entre un 30% y un 40% de producto preparado cada día.

Para poner fin a esto tres emprendedores vigueses se pusieron manos a la obra en el año 2015. José Alcañiz, Mario Vidal y Víctor Gómez diseñaron una estrategia muy sencilla: conectar a establecimientos y clientes mediante una aplicación, Wakaiti.

“Nosotros somos facilitadores” explica José Alcañiz. “El usuario entra en la aplicación y ve un mapa con las ofertas más cercanas, selecciona con el dedo y elige cuál le interesa” a continuación el usuario “tiene que ir al establecimiento y enseñar con el móvil el bono de reserva y pagar”. Desde Wakaiti “no hacemos servicio de transporte ni transacciones”. Esto es, solo ofrecen la plataforma a los establecimientos y los usuarios, de forma gratuita para ambos. El proceso es rápido, tarda unos pocos minutos entre que el usuario revisa las ofertas y reserva el producto que le interesa.

Actualmente solo funcionan en Vigo en una treintena de locales. Quieren trabajar en menos de un mes con más de 150 y en cuanto les sea posible, expandirse por Galicia y, más adelante, España.

Cuando el establecimiento sabe lo que va a perder, por ejemplo una panadería con la bollería de la mañana, propone en la aplicación la oferta. Desde Wakaiti también ofrecen varios servicios premium para los establecimientos. En caso de cadenas o franquicias, pueden gestionar de forma conjunta las ofertas disponibles.  También la posibilidad de enviar una notificación a todos los usuarios de la aplicación.

Los responsables de la aplicación prevén hacer un test en Vigo para conocer la opinión de los usuarios y así mejorarla antes de dar el salto a otras ciudades. Ya tienen algunas ideas, según explica José Alcañiz, como incorporar un “sistema de karma” para que el usuario pueda valorar la atención del establecimiento o la calidad del producto recibido, de forma que otros clientes estén alerta de qué sucede.

Al margen del modo mapa, que funciona por defecto, Wakaiti también muestra a lo usuarios una lista en la que se aprecian todos los locales en orden de proximidad con el número de ofertas que tiene disponible en ese momento.

José Alcañiz explica que la aplicación gusta a los establecimientos porque dan solución a un problema que hasta la fecha nadie había atajado.