FORO LA REGIÓN

Calaza: "La ciudad biofílica facilita gente más feliz y también más sana"

El decano del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Galicia apuesta por reorganizar las urbes y mejorar el acceso a las zonas verdes

Pedro Calaza, durante la celebración ayer del Foro La Región sobre "Urbanismo y salud".
Pedro Calaza, durante la celebración ayer del Foro La Región sobre "Urbanismo y salud".
Calaza: "La ciudad biofílica facilita gente más feliz y también más sana"

El decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Galicia, Pedro Calaza, desgranó ayer en el Foro La Región -organizado en este caso en colaboración con el Colegio de Médicos de Ourense- las claves para conseguir una ciudad saludable.

El presidente del Colegio de Médicos, José Luis Jiménez, destacó la importancia de un aspecto tan relevante como el urbanismo y la necesidad de zonas verdes en las ciudades. Por su parte, la doctora  de Medicina Interna del CHUO Beatriz Suárez presentó al ponente como uno de los mayores especialistas en estructura verde de España", y remarcó que "de poco nos sirve a los médicos promover hábitos saludables si no hay un entorno que permita a los ciudadanos desarrollar esos hábitos de vida cardiosaludables".

Calaza abrió su intervención poniendo el foco en el incremento desbocado de la población en unas urbes cada vez menos respetuosas  con el medio ambiente y "mal planificadas con respecto al territorio". Todo esto desemboca en las "enfermedades no transmisibles" y problemas como la obesidad.

El ponente recordó que la ONU ya ha colocado como "objetivo para 2030 que haya fácil acceso de las personas a zonas verdes dentro de las ciudades". En este sentido, apuntó a la ecoplanificación como la herramienta adecuada para conseguir ese objetivo, al tiempo que señaló que "ciudades como Londres ya están trabajando en ello".

Inmerso de lleno en la idea de infraestructura verde, explicó que es una red estratégicamente planificada de zonas naturales en torno  "al arbolado, pero primando no tanto el número de árboles como el de hojas", con "grandes parques naturales ligados por conectores verdes", para que la gente de la ciudad pueda "desconectar del casco urbano". En este sentido, avanzó que "el doctor Ullrich descubrió en un estudio que la gente que tenía espacios naturales frente a su ventana se recuperaba mejor de las enfermedades". 

Calaza destacó que hay que tender a la "ciudad biofílica", con la presencia abundante de naturaleza, afinidad entre ciudadanos y flora y fauna, que haya accesibilidad a los espacios naturales, que exista un marco educativo real de la naturaleza, inversión y protección de esos espacios naturales. Se trata de conseguir "ciudades con gente más feliz y más sana gracias a la existencia de ese acceso fácil a zonas verdes", puesto que los estudios revelan que la cultura verde está relacionada con el control de las enfermedades no transmisibles.