FORO LA REGIÓN

Carles Lalueza: "El ADN antiguo halla historias personales que antes no veíamos"

El biólogo Carles Lalueza Fox hablará esta tarde en el Foro La Región de genes y de la huella que dejan poblaciones como los suevos al migrar. A las 20,15 horas en el Valcárcel

Carles Lalueza Fox, experto en Biología Evolutiva.
Carles Lalueza Fox, experto en Biología Evolutiva.
Carles Lalueza: "El ADN antiguo halla historias personales que antes no veíamos"

El estudio del ADN antiguo permite resolver incógnitas históricas desconocidas por la arqueología. Carles Lalueza Fox, del Laboratorio de Paleogenómica de la Pompeu y Fabra hablará esta tarde en el Foro La Región de genes y de la huella que dejan poblaciones como los suevos al migrar. La cita, en el marco del ciclo de conferencias "In Tempore Sueborum", es a las 20,15 horas en el Valcárcel. 

Plantea dos posibilidades del ADN antiguo y los movimientos migratorios. ¿Colisión o complementariedad?

La idea es que, por primera vez, podemos poner a prueba las preguntas que los arqueólogos se han hecho desde hace 100 años. Siempre que había un cambio cultural en el registro arqueológico, las hipótesis apuntaban a si aquello representaba una llegada de ideas (transformación estructural) o una llegada de personas (transformación poblacional).

¿Los bárbaros consiguieron una transformación poblacional?

Esa idea es la de un proyecto que estamos empezando. Los bárbaros son uno de los ejemplos de los que sabemos que hay un cambio de modelo de sociedad, una llegada de gente que en principio son distintos a los que hay, así que está ahí el debate. Cuando encuentras un individuo de este periodo inhumado en un yacimiento, desde el punto de vista genético se podría  ver si son individuos idénticos a los anteriores que hay en la Hispania romana o bien, tienen afinidades genéticas con poblaciones de Centroeuropa o norte de Europa.

¿Pudieron estos pueblos bárbaros imponer su ADN al de los que ya habitaban ese territorio? Por ejemplo, ¿los suevos en Gallaecia impusieron sus genes?

Eso se tiene que comprobar. Creo que es una ocupación de una élite militar pero se especula que demográficamente eran pocos y se mantuvieron aislados durante bastante tiempo. Aquí está la gracia de mirar cuantos más yacimientos mejor, porque incluso podríamos hacer una estimación demográfica. Para imponerse a la población local tenían que ser decenas de miles. Mi intención es saber cuántos eran y cuál es la huella que dejan en las poblaciones ibéricas posteriores.

El origen de enfermedades es campo de la paleogenómica.

Sí. En los últimos 8.000 años y hemos empezado a ver mutaciones que van aumentando en determinado momento. Estamos en disposición de ver a lo largo del tiempo cómo las enfermedades actúan como presiones sobre las poblaciones. Por ejemplo, la capacidad de digerir leche en vida adulta se debe a una mutación muy concreta prevalente en el norte de Europa.

Los genes también resuelven incógnitas históricas.

Podemos visualizar historias personales que no veíamos antes: el parentesco. Hallamos hermanos o padres e hijos que los arqueólogos tendrán que explicar.  Por ejemplo, en Granada hallamos un individuo mulsulmán que es una esclava del Golfo de Guinea.