ENTREVISTA

Manuel Orío: "Carlos III fue el mejor rey de la historia de España, un gran gestor"

Manuel Orío presenta su novela "Al servicio del rey Carlos", en la sala de conferencias de Afundación a partir de las 20,15 horas

Orío, durante la presentación de su novela en Vigo, en diciembre.
Orío, durante la presentación de su novela en Vigo, en diciembre.
Manuel Orío: "Carlos III fue el mejor rey de la historia de España, un gran gestor"

Aunque se encontraba inmerso en la historia del asesinato del general Prim, la fascinación por el personaje de Carlos III y la época de la Ilustración llevaron al periodista Manuel Orío a abandonar la primera idea y centrarse en el personaje que para él es "probablemente, el mejor rey de la historia de España". Este martes presenta su primera novela, "Al servicio del rey Carlos", en la sala de conferencias de Afundación. La cita, a las 20,15 horas, se enmarca en una entrega más del ciclo de charlas del Foro La Región.

¿Cómo es el Carlos III que dibuja en la novela?

Es un personaje histórico muy atractivo de la historia, que significó la ruptura de la monarquía del Antiguo Régimen; marca un nuevo concepto de la función de reinar. Es, probablemente, el mejor rey de la historia de España, que se plantea la necesidad de cambiar los hábitos de la monarquía y se convierte en un gestor rodeado de grandes gestores. Esa es su gran contribución a la nueva concepción de un mundo que se abre a otro tipo de propuestas avanzadas. 

¿Esa herencia es palpable hoy en España?

Palpable desde el punto de vista de monumentos y obra pública que dejó, pero también por la cantidad de instituciones producto de su tiempo: desde el Banco de España, Aduanas, todos los astilleros de la zona sur del país, la Lotería Nacional... Fue uno de los grandes actores de la renovación política, social y económica del país.

¿La novela es un relato más o menos fiel a la historia?

Es una novela larga de aventuras. Yo no soy un historiador, no quiero serlo. Soy un periodista fascinado por un tiempo fundamental para entender la historia reciente de España, la Ilustración, un tiempo en que la razón se impone a la fe. Y ahí está Carlos III.

¿Cómo refleja el Carlos III más íntimo, su personalidad?

La personalidad es curiosísima. Carlos III tiene tres grandes paradojas. Primeramente, es el rey ilustrado por excelencia, leyó muy pocos libros y no le gustaba la música. Es un rey que da su reinado a los intelectuales. En segundo lugar, es un rey que en su propio título implica su cristiandad, pero expulsa a los jesuitas del territorio nacional y consigue que el papa disuelva la Compañía de Jesús. Y en tercer lugar, es supuestamente el mejor alcalde de Madrid, pero después del motín de Esquilache, no pasa en Madrid más de 30 días al año, porque no quiere ni verla.  No le gustaba su palacio ni los madrileños. Además, es un rey que todas las noches cenaba y hacía siempre lo mismo. De rutinas.

¿Cuánto tiempo ha tardado en reunir toda la documentación?

Es una tarea difícil y larga. Es una novela que me ha costado unos cuatro años de documentación, recorriendo archivos y museos, leyendo textos, enterándome de cómo escribía don Ramón de la Cruz... El ser madrileño es una condición que me ha invitado a tratar de conocer mejor a un rey como Carlos III.