FORO LA REGIÓN

Casas: "Un tercio de empleos se verá afectado por el cambio tecnológico"

La jurista abogó "por no caminar hacia una sociedad sin derechos", censurando el "grave problema de la temporalidad y precariedad"

María Emilia Casas, durante su intervención.
María Emilia Casas, durante su intervención.
Casas: "Un tercio de empleos se verá afectado por el cambio tecnológico"

La jurista María Emilia Casas, primera y única mujer que ha ostentado la máxima responsabilidad en el Tribunal Constitucional, protagonizó ayer una nueva edición del Foro La Región, presentada por la vicedecana de la Facultad de Derecho, Francisca Fernández.

Casas puso el foco en un "tema novedoso como es la incidencia de la transformación tecnológica en el derecho del trabajo, que está cambiando el mundo". En este sentido, destacó que "uno de cada tres puestos de trabajo a nivel mundial estará afectado por los cambios tecnológicos, con relaciones entre empresarios y trabajadores desconocidas y una disputa para establecer condiciones decentes y dignas".

La jurista apuntó que el poder de las nuevas tecnologías "transforma todos los ámbitos del trabajo", indicando los "grandes interrogantes" que surgen en estos momentos.

"¿Hacia dónde caminamos, cómo se traduce todo esto en términos de empleo? Lo que parece que está claro es que afectará a puestos de trabajo de bajas cualificaciones y con algunos otros si no hay un cambio en nuestro sistema educativo", afirmó Casas.

Sobre el mercado laboral actual, comentó que en España "hay un problema muy grave con la contratación temporal y la precariedad" y se centró también en las incógnitas por las nuevas plataformas tecnológicas como Uber o Cabify "porque la previsión es que una tercera parte de la gente trabaje en este tipo de empresas, por lo que el derecho del trabajo se tiene que preocupar no podemos  quedar sin protecciones que se sumen a la precariedad existente".

Reconoció que la transformación "dejará a muchas personas en la cuneta, pero que hay que buscar fórmulas para que esto no suceda, ya que no podemos caminar hacia una sociedad sin derechos, sino que el cambio tecnológico debe ser inclusivo".

Casas apuntó algunos aspectos a resolver, como la calificación que se haga de este tipo de trabajos. "Hay que ver si es por cuenta ajena o propia, si hay que crear nuevas relaciones o si sirve el actual Estatuto", dijo. Además, invitó a reflexionar si se debe acometer un cambio importante en la legislación, "porque a lo mejor debemos repensar las categorías tradicionales de trabajos".

Casas ahondó en las diferencias interpretativas que se han ido produciendo en los diferentes estados. Además, recordó como estas nuevas plataformas han ido penetrando con distinta fuerza, llegando antes (sobre 2010) a los países anglosajones, mientras que su desembarco en la Europa continental se demoró hasta 2015.

"Hay problemas, pero distintos enfoques motivados por una manera de trabajar distinta hasta este momento. La pregunta es si hay trabajadores en una empresa, hay microempresarios, una subcontratación abierta. ¿Debemos perfeccionar el modelo para proteger el derecho o no?", concluyó la expresidenta del TC, que ve "imprescindible" potenciar la protección de los trabajadores y "establecer unas garantías mínimas" en términos de cobertura social o salarial, asi como al negociación colectiva. 

"Es, sin duda, un gran desafío, la sociedad tendrá que hacer un esfuerzo para proteger a los trabajadores", finalizó Casas, que aboga por unificar el régimen de trabajadores, caminando hacia una desaparición del de autónomos, "construido sobre la desigualdad".

Recordó que esto afectará a las pensiones y a la Seguridad Social. "Hace falta un pacto", dijo en el turno de preguntas, censurando la "falta de una política de empleo en España, algo muy  grave".