"El control horario en la profesión liberal es imposible e indeseable"

Godino se mostró a favor del contrato único para reducir el elevado peso de la temporalidad
existente en España

Durante el turno de preguntas.
Durante el turno de preguntas.
"El control horario en la profesión liberal es imposible e indeseable"

En el turno de preguntas, dirigido por el coordinador de Local de La Región, Antonio Nespereira, se mostró interés por saber, entre otros aspectos, la razón "por la que los bancos no quieren que la Inspección sepa la jornada que tienen sus trabajadores", asunto sobre el que Godino recordó que las entidades están aplicando cada vez más políticas orientadas "a sustituir el presentismo por la productividad" y añadió que el trabajo administrativo ha desaparecido y el que queda fundamentalmente es comercial, "y respecto a ese no tiene sentido el registro horario".

También se abordó el futuro de los contratos y en este sentido Martín Godino se mostró firme defensor del contrato único. Explicó que "la impresión es que las empresas acuden a los contratos temporales por el coste que les supone una extinción de un contrato indefinido", algo que considera que resolvería con los contratos únicos, que según subrayó también acabarían con diversos problemas asociados a la elevada temporalidad existente en la actualidad en el mercado laboral español -situada en el 26%, el doble que la de la Unión Europea-, como "el acceso a la vivienda, la creación de una familia, etcétera".

Otra de las preocupaciones expresadas giró en torno a la posibilidad de control del horario de trabajo en la profesión liberal, Godino subrayó que "es imposible y además es indeseable". Recordó que cuando era más joven trabajó en ese régimen de profesión liberal "y no cambiaría ninguno de esos años, porque si algo te permite es que nadie te pregunta cuántas horas dedicas a tu trabajo".

No faltaron las preguntas en torno a la posibilidad de un sistema de control  horario en una empresa  con horarios irregulares. En este sentido señaló que era "realmente difícil" y no habría más opción que aplicar "un sistema de control absoluto de la actividad, que  creo que es una vuelta dos siglos atrás, controlando todo lo que hace el trabajador", algo que "no tiene sentido".

Y no se dejó de lado un tema tan espinoso como el del despido libre. Aspecto que Martín Godino considero "imposible" de aplicar en la actualidad en España. Reconoció que países como Dinamarca sí lo aplican sin mayores problemas, "pero es que en su caso tienen un sistema de protección de los derechos del trabajador distinto y muy fuerte", que incluye una cobertura de desempleo que le permite a ese trabajador dejar un empleo hasta conseguir el siguiente porque hay una importante rotación en los empleos y una tasa de paro mínima de en torno al 5%, con lo que el trabajador "sabe que va a tener pronto un empleo", señaló Martín Godino.