FORO LA REGIÓN

Juan Carlos Escotet: “Nuestra apuesta por Ourense continúa"

El presidente de Abanca habló ante 400 invitados en el Foro La Región

Juan Carlos Escotet: “Nuestra apuesta por Ourense continúa"

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, hizo ayer un guiño a empresas y particulares de la provincia a la hora de subrayar que "nuestra apuesta con Ourense continúa". Es más, hizo una versión libre del célebre eslogan de las "tres cousas que hai en Ourense que non as hai no mundo enteiro", añadiendo una cuarta: "As Burgas, el Santo Cristo, el Puente Romano y el compromiso de Abanca, si me lo permiten".

Escotet cerró así su intervención en el almuerzo coloquio del Foro La Región, que reunió a 400 personas en el restaurante A Carballeira de Santa Cruz y que fue presentado por el presidente del grupo Copasa, José Luis Suárez. Representantes de las instituciones, de las empresas y de la sociedad ourensana en general escucharon las reflexiones del presidente de Abanca sobre "El papel de la banca en la sociedad actual". 

La entidad tiene en estos momentos 329 empleados en la provincia, 57 gestores especializados y 220.000 clientes activos, de los que 29.000 son empresas y autónomos. El crédito como clave del crecimiento económico, la accesibilidad financiera contra la exclusión y el impulso a la transformación económica y social como consecuencia de la globalización y la digitalización han sido los pilares sobre los que sostuvo su intervención.

"La mejor herramienta para el progreso social es el crédito", dijo Escotet. La crisis, que limitó con celo el flujo del dinero, ha dado paso a un ciclo más expansivo en el que "el crédito ha pasado a ser la base del crecimiento económico", según sus palabras. 

En estos momentos, según los datos aportados por el invitado al Foro La Región, uno de cada tres euros destinados a financiar operaciones en Galicia viene de Abanca y "tenemos el 35% de cuota de mercado creciticio de Ourense", para subrayar que "es importante nuestra apuesta para que el flujo sea constante". En el 2017 la concesión de nuevos créditos creció un 16%

Las entidades financieras han facilitado esa circulación y la reactivación del crédito a familias y empresas soportó el 77% del crecimiento de los cuatro últimos años. Por ejemplo, el crédito formalizado en el año 2013 fue de 167.756 millones, mientras que en el 2017 subió un 46,8% hasta alcanzar los 246.234 millones de euros.


CALCULAR RIESGOS


Sin embargo, y tomando como ejemplo los excesos anteriores al año 2007, el presidente de Abanca apostó por tres reglas básicas para evitar nuevos colapsos en el sistema financiero: adecuar plazos, inyectar liquidez y gestionar riesgos. Y es que, como subrayó, "no hay forma de crecer en banca si no hay una gestión prudente del riesgo". 

Por lo que respecta al primero de los supuestos, la ampliación del plazo medio de las hipotecas ha facilitado la accesibilidad de la vivienda pasando de 12 años en 1990 a los 23 en el 2017.  Esto ha supuesto que las familias han pasado de dedicar el 72% de sus ingresos a comprar una vivienda al 34%, en el plazo señalado. Pero, "el ahorro en España no es suficiente para financiar el crédito y los bancos captan el déficit en mercados internacionales y en el Banco Central Europeo", recordó Escotet.

En cuanto a la gestión de riesgos, el presidente de Abanca recordó algunas magnitudes asimilables al boom inmobiliario. El 71% del crecimiento del crédito entre 2003 y 2007 estuvo vinculado con la vivienda, mientras que la distribución de los préstamos en vísperas de la crisis tuvo este reparto: el 38% para las viviendas de las familias; el 33%, a la construcción; el 20% al resto de las empresas y el 9% restante al consumo.


CONTRA LA EXCLUSIÓN


El negocio bancario camina hacia la reducción de sucursales. En España el 48% de los municipios ya no tienen oficina, "mientras que en Galicia es solo el 13%", precisó Escotet, recondando que la entidad que preside da servicio a más del 98% de la población gallega y al 87% de sus municipios. El 31% de la red de sucursales está en pequeñas poblaciones, "el triple que las otras entidades". En Ourense da servicio al 89% de los concellos y tiene como clientes a más de 35.000 ourensanos que viven fuera, en diez países de Europa y América.

Fue ahí cuando el presidente de Abanca indicó que "queremos ser un banco moderno con alma de caja", en referencia a los orígenes de la entidad, que proviene de las antiguas instituciones de ahorro gallegas. 

Exportación y digitalización

Abanca, como el resto del sector, está sumida en un proceso "imparable" de globalización y de acompañamiento a las empresas exportadoras. "Galicia presenta una orientación exportadora más intensa que España", explicó Escotet. Y es que las ventas exteriores están en máximos históricos, creciendo un 43% entre 2009 y 2016, con 20.000 millones expedidos a mercados foráneos. Galicia ya no solo vende moda o automóviles, sino que el resto de los sectores han crecido un 47%.

En este sentido, el servicio de Comercio Exterior de Abanca ha dado cobertura al 56% de las exportadoras y ha intermediado en 125.000 operaciones de pago.

Y, en cuanto al proceso de digitalización, el sector bancario está reaccionando a gran velocidad. El 74,6% de la población gallega empleó Internet en los últimos tres meses y el 51,7% de los jóvenes de la comunidad compran habitualmente a través de la Red. Juan Carlos Escotet indicó en su intervención que la entidad que preside está en ese proceso de transformación que establecen "nuevas formas de relacionarse con el banco y de acceder a servicios financieros".

En España el 45% de los españoles utiliza banca electrónica y es el país que más crece desde el 2010. Esa variable está obligando a que el negocio bancario se reoriente en esa dirección. Se trata de una modificación de la estructura de trabajo, incluso de los soportes físicos de atención al público. "Estamos en la era de la conectividad y eso abre un mundo de oportunidades, todo gravitará hacia el móvil", adelantó Escotet, que aludió a la oficina bancaria como "un punto de encuentro con el cliente y el servicio especializado". 

Ahora las sucursales de Abanca son más grandes y orientadas a la venta, en ellas prestan sus servicios 1.750 gestores especializados y la red camina también hacia la especialización. El Indice de Prescripción Neta, que mide la satisfacción de los clientes de la entidad  ha pasado de -42 en el año 2013 a +21 en el 2017.

"Hay un cambio que nos enfrenta a una nueva era", precisó Juan Carlos Escotet en su intervención. Hasta tal punto serán importantes los cambios que se divisan a medio plazo que los sistema de pago nada tendrán que ver. En las relaciones económicas del futuro desaparecerá el dinero en efectivo. "Es irreversible", sentenció.