FORO LA REGIÓN

Galicia y Castilla y León reclaman 
un voto “digno" para los emigrantes

Medio siglo de La Región Internacional sirvió para abordar la historia y los retos de futuro de los gallegos en el exterior 

Manoel Carrete, Andrés Andrade, Beatriz Carballo, Almudena Iglesias, Roberto González, José Guillermo Álvarez y Ana María Rodríguez, ayer en el Marcos Valcárcel.
Manoel Carrete, Andrés Andrade, Beatriz Carballo, Almudena Iglesias, Roberto González, José Guillermo Álvarez y Ana María Rodríguez, ayer en el Marcos Valcárcel.
Galicia y Castilla y León reclaman 
un voto “digno" para los emigrantes

El Marcos Valcárcel acogió ayer un foro sobre la emigración que supuso el broche de oro al 50 aniversario de La Región Internacional, una publicación referente en la emigración no solo gallega, sino española y que que ha realizado una apuesta definitiva por el soporte digital. El evento se dividió en dos mesas redondas en las que participaron un total de ocho personalidades, moderadas por la periodista Almudena Iglesias, que coincidieron en poner de manifiesto "el valor" de la emigración y la necesidad de seguir manteniendo viva esta llama en el exterior.

Uno de los temas que más debate suscitó fue el actual sistema de voto rogado que rige desde el año 2011 y que ha acabado rebajando la participación de los emigrantes de un 35% a un 5%. El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y el secretario general de Presidencia de Castilla y León, José Manuel Herrero, coincidieron en la principal reivindicación que les transmiten en la emigración. "Quieren que se les escuche y se les atienda", avanzó Herrero. Y eso pasa por una petición fundamental. "Los emigrantes y gallegos del exterior necesitan un derecho a voto digno", proclamó Miranda. "Es lo que más me piden cuando viajo, y Feijóo, el Parlamento y yo mismo hemos hecho lo imposible para pedir a las Cortes que modifiquen el actual sufragio, que no garantiza el derecho a voto".

Compartió la misma reivindicación Herrero, que manifestó que el actual voto rogado "no funciona" y recordó que la Junta de Castilla y León "ya se ha pronunciado para modificarlo". Herrero abogó por "no buscar la solución perfecta ya, sino buscar un cambio cuanto antes para ir mejorando con el tiempo". Tanto en este tema como en el de la obtención de la nacionalidad, Miranda pidió que no se atienda a "intereses partidistas", porque cree que "debe primar el consenso, de ahí radica la dificultad para hacer modificaciones, porque si se cambia partidariamente, puede traer problemas en el futuro".

También se abordó la relación de la emigración con la economía. Los ponentes reivindicaron la creación de riqueza de los gallegos en el exterior, la dureza en los inicios y coincidieron en señalar la "deuda histórica" con los emigrantes. "Hay algo pendiente. Fuimos extranjeros allá y acá. A veces parecemos hijos del Atlántico", dijo el presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, Roberto González, que destacó que "Galicia se debe en parte a la emigración". Beatriz Carballo, del Consello de Comunidades Galega, puso de manifiesto "la obra de mantener viva a Galicia" y destacó que este colectivo "estuvo desprestigiado en su propia tierra por ignorancia". Más olvidada estuvo la mujer, pese a que Manoel Carrete, asesor de Emigración de la Diputación, la señaló como "un fundamental eixo económico" de la emigración.