FORO LA REGIÓN

La indefinición provoca una dispar aplicación de la ley en los concellos

Los funcionarios locales destacan "luces y sombras" de la norma, mientras los empresarios reiteran su "escepticismo" 

Xosé Mosquera, Yolanda Aguiar, Roberto Bustillo, José Manuel Díaz y Luis Jaime Rodríguez.
Xosé Mosquera, Yolanda Aguiar, Roberto Bustillo, José Manuel Díaz y Luis Jaime Rodríguez.
La indefinición provoca una dispar aplicación de la ley en los concellos

"¿Más problemas que soluciones?", rezaba el lema de la mesa redonda moderada por el ex decano de la Facultad de Derecho Roberto Bustillo y que contó con la participación del jefe del servicio de Patrimonio y Contratación de la Diputación de A Coruña, Luis Jaime Rodríguez; el interventor de la Diputación Xosé Mosquera; la directora de Relaciones Institucionales del Concello de Vigo, Yolanda Aguiar y el vicepresidente de la CEO, José Manuel Díaz.

Una de las conclusiones del debate, en la que el público asistente, entre los que había personal de concellos o concejales como Ana Fernández Morenza, participó con sus dudas y reflexiones, fue que la nueva ley de contratos ha generado una aplicación dispar en los concellos en función de lo que consideren los técnicos.

"Los ayuntamientos de nuestro entorno hacen los contratos menores de una manera que nosotros no, ya que nuestro interventor es más riguroso, es el efecto de que estamos desorientados", reflexionó Yolanda Aguiar, que reconoció "que hay serias dificultades para interpretar el contenido". Sin embargo, la funcionaria viguesa ve como "positivo" que se obligue a realizar una mayor planificación "estratégica y necesaria para modernizarnos y ser más eficientes y eficaces".

Por su parte, Xosé Mosquera fue todavía más crítico "porque mi visión de la realidad está pegada al 90% de los concellos ourensanos, que sufre la ley de manera inmisericorde", acusando a los legisladores "de no saber con qué medios cuentan las administraciones", poniendo en valor que en muchas de ellas únicamente hay un secretario-interventor y un auxiliar.

Más optimista se mostró Luis Jaime Rodríguez, que cuestionó el "cierto tono catastrofista", aunque apuntó que "la preocupación es normal". El funcionario en la Diputación de A Coruña aplaude "el carácter transversal de los criterios sociales y medioambientales" y recordó que el texto "ofrece vías para salir del paso".

Mientras, desde el sector empresarial, José Manuel Díaz pidió "mucha paciencia porque nos ha cogido por sorpresa", subrayando como algo beneficioso "que se recojan los principios de agilidad, transparencia y calidad", aunque mostró sus "dudas de si se van a cumplor".

Díaz criticó que "no se nos escuchase lo suficiente durante la tramitación" y señaló que "el mundo de la empresa es escéptico, porque a las pymes locales también se les penaliza, ya que las grandes empresas están habituadas".

El moderador, Roberto Bustillo, cuestionó que "los borradores iniciales de estas leyes se acaben convirtiendo en problemas por su indebida extensión en la aplicación".

En el turno de preguntas, se interpeló a los participantes en la mesa redonda si "hay miedo en los técnicos", algo que corroboró Ana Morenza, que aseguró que en el Concello de Ourense "existe muchísimo respeto, algo que colapsa la asesoría jurídica, lo que provoca que los contratos menores estén bastante paralizados".

Mientras que Luis Jaime Rodríguez "no ve miedo, sino preocupación por hacer bien las cosas", Aguiar habló de "que estamos desbordados", mientras Bustillo apuntó al "temor penal" como posible causa de las reticencias de muchos técnicos. "Existe miedo a equivocarse y entiendo al funcionario que se cubre las espaldas por el excesivo alcance del delito de prevaricación", concluyó el profesor universitario.