FORO LA REGIÓN / MUNICIPALES 24M

Jácome: ‘El termalismo en Ourense no es más que un bluf'

El candidato de DO a la Alcaldía de la ciudad considera erróneas las inversiones en el sector 

Jácome: ‘El termalismo en Ourense no es más que un bluf'

El candidato de Democracia Ourensana a la Alcaldía de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, protagonizó una nueva edición de los encuentros organizados por el Foro La Región con motivo de las elecciones municipales. Como representante de una formación que ya cuenta con representación en la actual Corporación (dos concejales), el cabeza de lista fue el primero en exponer su programa de forma individual.

Jácome se definió como un "emprendedor con inquietudes", poniendo como claro ejemplo de ella la política y la formación que lidera. "La vocación política surge cuando ves fallos en el sistema e intentas mejorarlo", explicó, con el claro objetivo de "ser alcalde y no una comparsa, como ya fui estos cuatro años". Es por ello que valora su dimisión como edil si no es elegido regidor "porque las ideas están por encima de las personas". "Realizar una labor de fiscalización y no poder plantear ideas no es suficiente", comentó, avanzando que decidirá, según los pactos que se formen el 24 de mayo, sin importar el bando de sus futuribles compañeros. "Cumplí mi palabra de demostrar que aquí se robaba, ahora toca cambiar la ciudad", dijo, seguro de lograr un buen resultado, "de cinco para arriba", sin descartar la mayoría.

DO, dijo el candidato, "está más allá de la derecha y la izquierda" y se distancia de PP y PSdeG en que "lo importante es ser buena gente, y ninguno de los dos lo ha sido en Ourense". Jácome apuntó que el dinero municipal "no se puede gastar en temas superfluos, eso lo deben elegir los ciudadanos" y, refiriéndose a la bajada de impuestos que recoge su programa, hizo un símil con la empresa: "El objetivo es vender más barato, pero mejor", y destacó que el Concello "gasta 20 millones pero despilfarrados".

Jácome reivindicó a DO como "pionera" en los presupuestos participativos, que ve como el futuro de la política. "Cada seis meses o cada año se plantearía una votación donde los ourensanos mostrarían sus puntos de vista", explicó. El líder de DO se mostró a favor de remunicipalizar aquello servicios "que el Concello podría abordar técnicamente", como la asistencia a domicilio o la limpieza, lo que permitiría "ahorrar mucho en personal". Precisamente, sobre su anunciado ERE municipal, Jácome defendió que "si, no redujésemos la plantilla, le daríamos la razón a PP, PSdeG y BNG".

Una de sus propuestas es frenar la apuesta por el termalismo como motor económico. "Es un bluf", expresó, apuntando que su explotación comercial "es dificilísima y ninguna empresa está interesada". Su idea consiste en espacios para los ourensanos, y basarse "en el boca a boca" para captar visitantes. "Si haces una joya, la gente vendrá", dijo, indicando que ése sería el caso de un "parque acuático termal de invierno", que ve construido "en dos años".

Jácome negó que el Concello sea el encargado de indicar el motor económico de la ciudad. "El alcalde no puede aprobar planes de empleo, debe preocuparse de temas urbanos", señaló, defendiendo que cuenta con "grandes ideas", pero que lo primero que hay que hacer es lo factible. Sobre el PXOM, manifestó que "urge hacerlo ya con expertos, y así se podría aprobar en año y medio". Sus propuestas económicas pasan por ayudar al pequeño comercio y por una subida de tasas a los no censados.

Respecto a su actitud en los plenos, reivindicó su personalidad. "Creo que están robando a los ciudadanos y no me han elegido para hacer amigos", defendió, apelando a la integridad, la brillantez y la valentía como rasgos de un gran político.

Ya en el coloquio con los asistentes, Jácome apostó por una banca municipal y apeló a una solución práctica al problema del transporte metropolitano. La movilidad, el río y la gente son para el candidato los puntos fuertes de la ciudad, descartando un parque empresarial en la ciudad por influencia de otros próximos.