FORO LA REGIÓN

José Carlos Díez: "No podemos perder el amanecer africano"

El economista protagonizó la conferencia del Foro La Región desarrollado en el Oca Vila de Allariz-Hotel&Spa sobre las oportunidades de Galicia en la nueva era de la tecnología global

José Carlos Díez: "No podemos perder el amanecer africano"

n n n Dar a conocer entre el tejido empresarial, político y social de la provincia cómo afrontar la nueva era tecnológica global centró ayer el Foro La Región desarrollado en Allariz y con el economista José Carlos Díez Gangas como invitado de excepción. "Nos perdimos el amanecer asiático, no nos podemos perder el amanecer africano", dijo ante un abarrotado salón del Oca Vila de Allariz-Hotel&Spa.

Julio Masid, directivo de Viaqua, fue el encargado de presentar al ponente destacando su liderazgo en el Foro de la Economía del Agua, un espacio de entendimiento, diálogo y reflexión sobre la gestión y los desafíos del ciclo integral del agua y que está directamente vinculado a la ola de incendios que asola la provincia. Tras 46 años de historia en Galicia, Masid dijo que Viaqua basa su estrategia de futuro en cuatro pilares: digitalización, innovación, sostenibilidad y el compromiso social. "Creemos que lo mejor está en lo local y la mezcla de lo local y lo global, que nos va a permitir ser más competitivos y a la vez que ofrecer a nuestros clientes un mejor servicio", matizó.

Mil millones de clientes

Tras dejar claro que "los galegos tenéis mucho que aportar a este mundo de la globalización", Díez Gangas animó a los presentes a cambiar de mentalidad y pensar en clave global, aprovechándose de las nuevas herramientas tecnológicas y del amplio abanico de clientes que ofrece el mundo global. En este sentido, fijó su objetivo en la clase media, un mercado potencial con 1.000 millones de nuevos consumidores. 

En un "chute" de autoestima, el economista sacó a relucir "las cosas buenas que hacéis los galegos", desde la integración hasta la gestión del agua, pasando por la alimentación, el sector textil o el turismo. "Hay que llamar (ya sea empresas o turistas) ofreciéndoles calidad, en vez de cantidad", dijo. En este sentido, señaló la ventaja de la marca Galicia y también del idioma, en referencia a los países lusófonos. Todo ello, matizó en varias ocasiones, "bajo el paraguas europeo, de lo contrario seremos algo irrelevante" en una clara alusión al independentismo catalán.

En un lenguaje directo y ameno, trasmitiendo los términos de la economía al de la calle como dijo en un momento de la presentación Manuel Ledesma, director de Marketing de La Región, Díez Gangas trató de enganchar al público con su modelo de "blandito socialdemócrata". Un paradigma que, para avanzar en la era de la tecnología global, apuesta por aprovechar todas las ventajas de la economía de mercado y capitalista y corregir sus excesos para que haya entornos de estabilidad social, de sostenibilidad medioambiental. "La desigualdad es el colesterol de la estabilidad política y social que necesitas para que haya entornos favorables para que los empresarios puedan invertir", advirtió a los presentes. 

Expulsar multinacionales

Las otras vías para hacer frente a una era que ya esta aquí, son "no hacer nada como le gusta a Rajoy o el estatalitarismo promulgado desde algunos sectores en Cataluña", que llevaría a que "la mitad de las empresas de los que estáis hoy aquí en 20 o 30 años habréis desaparecido", dijo.

El proceso independentista catalán salió en varias ocasiones durante la conferencia, como un ejemplo de lo que no tiene que hacer Galicia, ni ninguna otra región, si quiere competir en la era de la tecnología global. "Todos los países del mundo quieren atraer multinacionales y los independentistas las expulsan a dos manos, como los camilleros en los campos de fútbol", dijo, para acto seguido reconocer que la situación de Cataluña "es muy preocupante, el caos de las últimas dos semanas nos va a afectar, sobretodo nos desorienta y nos saca de lo importante".

Sobre la situación en la provincia de Ourense, José Carlos Díez cree que algo no se está haciendo bien. "Sois una zona estancada cuando deberíais estar creciendo. Esto se resuelve con más empresarios", dijo, insistiendo en el desarrollo de la marca, que permita tener un buen posicionamiento y apostar por reducir la producción en beneficio de la calidad. Consciente de la importancia de una buena comunicación, que se cumple en el caso de los aeropuertos, "os podían acabar el AVE antes del 2066 y así estaréis suficientemente cerca para hacer negocio y suficientemente lejos par que el turismo no sea solo de un día".

A modo de conclusión, José Carlos Díez advirtió a los empresarios "estar como búhos, con los ojos bien abiertos" y dedicar los beneficios y el tiempo en pensar que cuál va a ser la tecnología que, en 15 o 20 años, va a sustituir a la actual. "Es posible, porque hay españoles en la vanguardia de la tecnología", destacó el economista, si bien bromeó con que "somos un caso de éxito, pero tenemos cierta tendencia a la autoflagelación. Nos pone".