FORO LA REGIÓN

Kalache: "La vida es una maratón, ya no es una carrera de 100 metros"

El médico y gerontólogo brasileño ofreció en Foro La Región las claves para conseguir un envejecimiento activo

Kalache: "La vida es una maratón, ya no es una carrera de 100 metros"

El médico y gerontólogo brasileño Alexandre Kalache protagonizó ayer el Foro La Región en el Centro Cultural Marcos Valcárcel con su charla "¿Es la suma de los años la que conlleva a la enfermedad?", en la que desgranó las claves de la nueva madurez, en la que se han ganado años al tiempo y cuyo reto es ahora que esos  años se "llenen de vida".

La presidenta del grupo de trabajo de atención al mayor de semFYC, Pilar Regato, fue la encargada de presentar al ponente, a quien destacó como "el padre del envejecimiento activo". Recordó que ya estuvo en España, en 2004, "en Sevilla y ya empezó a hablar de esta idea y de las ciudades amigables con los mayores".

Es en 1975 -señaló Kalache-  cuando se percibe que la gran revolución de los últimos años "es la de la longevidad". De 1950 a 2050 apuntó que las personas mayores de 80 años "aumentarán 27 veces, y eso es a corto plazo", avanzó el gerontólogo.

En el transcurso de su charla, subrayó que el problema es "no poder envejecer bien", como puede ocurrir en personas que viven "en entornos de pobreza y empiezan a ver disminuir su capacidad funcional" antes que otros colectivos que envejecen "por encima del umbral de la incapacidad". En este sentido, afirmó que la "inmensa mayoría de las enfermedades" que pueden   mermar esa vejez activa "no son hereditarias, de ahí la importancia del entorno".

De hecho, según señaló, retrasar las enfermedades propias de la vejez ocho o diez años "es la clave; la vida ya no es una carrera de 100 metros, es un maratón". Y para lograr ese retraso, hay que tener en cuenta la salud, "pero también los conocimientos, así como participar en la sociedad y optimizar las oportunidades de protección que podemos necesitar en el futuro", sin olvidar el ejercicio físico.

De ahí, la importancia de acumular un "capital vital (no fumando, bebiendo alcohol con moderación y con una dieta saludable); social y financiero, además de "tener un propósito en la vida". Por otra parte, anunció que "la vejez será redefinida por los baby-boomers de los 60, especialmente por las mujeres", como lo fue en su día la adolescencia. Habló también de las ciudades amigables con las personas mayores e invitó a Ourense a unirse a esta red que reúne "ya a más de 2.000 urbes".

Kalache cerró su intervención mostrando su "optimismo" de cara al futuro del envejecimiento activo, convencido de que hará posible "un mundo más armonioso".