FORO LA REGIÓN

López Quiroga: “Los suevos fueron los primeros en asociar pueblo y territorio"

El comisario de la muestra "In Tempore Sueborum" reivindicó la importancia de una época "compleja y con poca información"

El comisario de la exposición "In Tempore Sueborum" Jorge López Quiroga, durante su intervención en el Foro La Región.
El comisario de la exposición "In Tempore Sueborum" Jorge López Quiroga, durante su intervención en el Foro La Región.
López Quiroga: “Los suevos fueron los primeros en asociar pueblo y territorio"

El catedrático de Arqueología y comisario de la exposición "In Tempore Sueborum", Jorge López Quiroga, permitió ayer a los asistentes a una nueva edición del Foro La Región realizar un viaje de 1.600 años en el tiempo para sumergirse en el mundo suevo,que configuraron en la Gallaecia el primer Estado conocido de Occidente. Fue presentado por el director de marketing de La Región, Manuel Ledesma, y el director del Museo Arqueolóxico, Xulio Rodríguez.

En una minuciosa explicación apoyándose en infografías, López Quiroga repasó las primeras referencias arqueológicas que permitieron constatar la existencia de los pueblos bárbaros que, años después, se instalarían en la Gallaecia.

El responsable de la muestra desgranó algunas de las claves para acercarse a los suevos. "El mundo funerario es fundamental, las tumbas nos muestran una moda de vestimenta común,cambiando los conceptos que teníamos de asociar un objeto arqueológico con identidad étnica", explicó López Quiroga, que comentó que se modificó la percepción de estos pueblos: "Se decía que venían de Escandinavia y no mutaban, pero es todo lo contrario, eran heterogéneos, cambiantes y buscaban nuevos grupos, la mitificación del bárbaro como un salvaje es un estereotipo".

Asimismo, el gran cambio de la época fue claro. "Es la primera entidad política que asocia un pueblo al territorio, delimitando el espacio", subrayó sobre los suevos, protagonistas de un "período complejo, con poca información y difícil de explicar".

Otro de los rasgos que marcó esa época fue la acuñación monetaria, en las que aparecieron, por primera vez, el nombre de un monarca y de la capital del reino, Braga.
En en este período fue también cuando se consolida el proceso de cristianización, "un elemento de transmisión de cambios". Entre su legado, destaca el parroquial suevo, "una gran novedad en la historia" que ha pervivido con el paso de los siglos.

El final de los suevos llegaría en el año 585 D.C. "Es un período muy desconocido, el mensaje que debe pervivir es que la historia debe servir para comprender el presente y mejorar el futuro", concluyó López Quiroga, que hizo un símil con la actualidad: "El éxito de Roma fue integrar, la exclusión es mala consejera".