FORO LA REGIÓN

La pluralidad de la sociedad ourensana, en un gran evento

El restaurante A Carballeira de Santa Cruz de Arrabaldo se quedó pequeño para recibir a los cerca de 400 asistentes que representaban a todo tipo de sectores empresariales y sociales,así como distintas sensibilidades políticas de la sociedad ourensana.

Los invitados a escuchar la conferencia de Escotet ocuparon un total de 41 mesas.
Los invitados a escuchar la conferencia de Escotet ocuparon un total de 41 mesas.
La pluralidad de la sociedad ourensana, en un gran evento

El Foro La Región de ayer tiene pinta de entrar el ránking de citas destacadas de este 2018. El restaurante A Carballeira de Santa Cruz de Arrabaldo se quedó pequeño para recibir a los cerca de 400 asistentes que representaban a todo tipo de sectores empresariales y sociales, así como distintas sensibilidades políticas de la sociedad ourensana. El ambiente fue entrañable y el inmenso hall del restaurante vio apretones de manos entre lo más granado de la provincia. 

No faltaron el líder provincial, Manuel Baltar, o el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez. Y, por supuesto, la representación institucional autonómica, representada en este caso por Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda. En el acto coincidieron mandatarios populares, socialistas como el portavoz municipal José Ángel Vázquez Barquero o el exsecretario xeral Pachi Vázquez, y también personas afines al nacionalismo. Todo ello con representantes de los principales sectores económicos y las empresas más relevantes de la provincia.

En los pasillos las conversaciones giraban en torno a la buena gestión de Abanca, que generó distendidaos diálogos entre alcaldes y concejales de distintas sensibilidades políticas. No faltaron tampoco en la cita empleados de la entidad de todos los concellos de la provincia y cargos como el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincia (FEMP), Abel Caballero.

La lluvia cayó con fuerza en el exterior mientras en el salón de comidas los convidados se repartieron en 41 mesas para escuchar al ponente y disfrutar posteriormente de una distendida comida que dio paso a un coloquio final con preguntas variadas al protagonista del día.