FORO LA REGIÓN

Norberto López: "Quiero plasmar la magia de Ourense en la pantalla"

El director ourensano está detrás–sin exagerar– de casi todas las series de éxito en la televisión privada de los últimos tiempos, tanto que la última, "La Verdad", se estrenó este lunes en Mediaset. Su última película, "El cuaderno de Sara",fue taquillazo.

El cineasta Norberto López.
El cineasta Norberto López.
Norberto López: "Quiero plasmar la magia de Ourense en la pantalla"

Cuando Norberto López recorrió el mundo para mirar como cineasta los edificios del arquitecto Norman Foster, asegura que vivió uno de los momentos más bonitos de su carrera: "Sentí el vértigo de volar por un puente que atraviesa un valle. Habíamos buscado eso con la cámara, la fascinación de volar de Norman". El director ourensano está detrás–sin exagerar– de casi todas las series de éxito en la televisión privada de los últimos tiempos, tanto que la última, "La Verdad", se estrenó ayer en Mediaset. Su última película, "El cuaderno de Sara", taquillazo. El gusanillo del cine lo trajo a casa un padre cinéfilo, un pionero que también voló, con otra mirada. El desaparecido Luis López Salgado, uno de los artífices de la edición internacional de La Región, compraba todo tipo de aparatos que no sabía manejar: cámaras super 8, betamax... El Norberto López niño los heredó y empezó a contar historias. Hoy tiene unas cuantas y el público puede escucharlas a partir de las 20,15 horas en la sede de Afundación, en una nueva edición del Foro La Región. 

Tiene lecturas de guión estos días. ¿Qué proyecto es?

Un thriller de época, en los años 70 en Málaga. Es una serie para Netflix y Telecinco, con Hugo Silva y Álvaro Cervantes de protagonistas.

Su primera vez en Netflix. 

Sí. Los arranques son complicados porque es cuando todo el mundo está con ilusión, pero a la expectativa. El presupuesto manda.

Lo que puede tirar una idea. 

Me ha pasado con muchas. Tienes que luchar por ellas hasta el final aunque a veces no vean la luz. Un amigo mío me decía que los proyectos que no salen son los proyectos que curiosamente más has vivido. Los has escrito en tu cabeza, los has imaginado, y, seguramente, realizado.

Quizá hay una parte de esos "proyectos frustrados" en cada idea que sí sale adelante. ¿No?

Siempre aprendes de todo, acabas cogiendo una metodología. En una producción hay que asumir riesgos. A veces llevas a cabo proyectos que pueden llevar a la ruina a productores, y hay que tener cuidado, porque es una forma de vida. 

¿Qué puertas le abrió en su día "Nos miran", la primera peli?

Yo había hecho un montón de cortometrajes y el sueño de todo director era hacer una peli. Se me ocurrió una idea de tele, a César Benítez le gusto mucho la idea y en paralelo me propuso la peli. Es curioso, el primer largo lo hago vendiendo una serie de tele. Cuando ves tus pelis, ves que tu mirada ha cambiado, no volverá nunca. 

¿Cambiaría algo de sus pelis?

No suelo verlas. Tiene su sentido. La última peli, "El cuaderno de Sara", la he visto más de 300 veces. Sabes cada gesto, cada plano, de una manera tan brutal que es como una especie de recuerdo del que quieres salir. Cuando lo compartes con el público, deja de ser tuya.

¿Se plantea rodar en Ourense?

Estoy escribiendo un proyecto que se desarrolle en Galicia porque me apetece reencontrarme con todas esas cosas de Ourense que, igual que mis hermanos, tenemos mitificadas. Los colores, el valle, el puente viejo... son cosas que se acercan en mi cabeza a la magia y me encantaría plasmarlo en una pantalla.