ABUSO SEXUAL

Cinco años de cárcel por abuso sexual continuado a la hija menor de su pareja

Según ha comunicado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el hombre no podrá aproximarse a la víctima y tendrá que indemnizarla con un montante de 10.000 euros

Cinco años de cárcel por abuso sexual continuado a la hija menor de su pareja

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo ha condenado a 5 años de cárcel a un hombre por un delito continuado de abusos sexuales a la hija menor de su pareja sentimental.

Según ha comunicado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el hombre, que convivía con la perjudicada, no podrá aproximarse a la víctima ni comunicarse con ella y tendrá que indemnizarla con un montante de 10.000 euros. En cuanto a la medida de alejamiento, regirá durante un período de 6 años y por una distancia de 300 metros.

En la sentencia, también se indica que se le "impondrá la libertad vigilada, que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad, por un período de seis años".

Además, la magistrada María Dolores Cruz estima que el "hecho de que no tenga huella psíquica no excluye que pueda tener síntomas derivados de los abusos", conclusión que obtiene a partir de la psicóloga del Instituto de Medicina Legal de Galicia en el plenario. "Es una máxima de experiencia que estos hechos sufridos en la infancia dejan siempre un poso que ha de ser indemnizado", ha remachado.

El documento refleja que la Sala, "pese al relato realmente escaso y literalmente sonsacado de la víctima", no "alberga duda alguna de la autoría del acusado".

A su entender, "presenta un bloqueo emocional" y resulta "creíble lo manifestado por la joven; sin duda, la afectación psicológica que presenta es compatible con la vivencia de una situación de abuso".

Sin embargo, la sentencia determina que el "bloqueo emocional no se advierte en un primer momento, en donde relata con detalle a los agentes que recogen la denuncia los abusos de los que fue víctima".

"Esa denuncia la ampara siempre en intentar evitar que se produzca la misma situación respecto de su hermana pequeña, a quien incluso acompañaba a Lugo con tal finalidad cuando se llevaba a cabo el régimen de visitas a favor del padre", ha incidido.

Ya ante el instructor de la causa, señaló que el "acusado le extendía crema en los genitales y se la retiraba con la lengua". A este respecto, apostilla que aporta "detalles que reitera y que revisten de veracidad al testimonio", sustanciado en una demanda de 2013; según la psicóloga, "es muy difícil fingir sentimientos".