SOCIEDAD

Entes locales gallegos firman un protocolo: "En Negro contra Violencia Machista"

Los representantes locales se congregaron en la Praza do Obradoiro, para posar en una foto conjunta con el fondo del consistorio y reclamar normas y políticas sociales

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, (c) y representantes de 60 ayuntamientos posan tras la firma del protocolo para la campaña "En negro contra as violencias machistas".
El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, (c) y representantes de 60 ayuntamientos posan tras la firma del protocolo para la campaña "En negro contra as violencias machistas".
Entes locales gallegos firman un protocolo: "En Negro contra Violencia Machista"

Representantes de más de sesenta ayuntamientos gallegos y tres diputaciones provinciales, a excepción de la de Ourense, firmaron hoy en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela el protocolo para la campaña `En Negro contra as Violencias Machistas`.

Previamente al acto, los representantes locales se congregaron en la Praza do Obradoiro, para posar en una foto conjunta con el fondo del consistorio, en cuyos balcones, así como en las balconadas del Hostal de los Reyes católicos, el rectorado de la USC y la Catedral se exhibían carteles con letras blancas sobre fondo negro alusivos a la campaña.

Al acto, celebrado en el Salón Rojo del Ayuntamiento compostelano, asistieron representantes locales de todos los colores políticos.

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, encargado de cerrar el acto, recordó que la campaña nació en el propio consistorio compostelano en el año 2015 "para tejer una red" y dijo que "desbordó las expectativas porque la gente se apropió de ella".

El regidor afirmó que si existen instituciones "sensibles" a problemas como la violencia machista estas son "las trincheras del local"; "no podemos vivir atrapados en los ayuntamientos, todos los días miramos a la cara a las vecinas y a los vecinos".

"Sabemos que no podemos poner más recursos, que eso le corresponde a otras administraciones; que no vamos a cambiar el estado de las cosas, pero necesitamos dar un paso más allá del ornamento y de las manifestaciones", indicó.

"Hay que decir que esto tiene que se runa prioridad de Estado, los asesinatos machistas no pueden quedar en una cuestión residual, en algo que podamos olvidar; las cifras hablan", dijo.

Goretti Sanmartín, vicepresidenta de la Diputación de A Coruña, demandó que "se activen desde los gobiernos español y gallego absolutamente todos los mecanismos de lucha antiterrorista en un momento que consideramos de emergencia".

Recordó que en los últimos trece años 830 mujeres fueron asesinadas en España, de ellas 70 en Galicia, e indicó que en lo que va de año sólo en la provincia de A Coruña se presentaron más de 1.200 denuncias por violencia de género.

Sonsoles López, diputada provincial de Lugo, indicó que "los datos que nos obligan a ponernos en marcha contra la violencia de género son espeluznantes, más aún si pensamos en cada niño o en cada mujer que esconde esa realidad".

"La sociedad no toleraría algo parecido si en vez de ser mujeres se tratase de otro colectivo el que está siendo asesinado por sus iguales", afirmó la representante de la Diputación de Lugo.

La tarea para afrontar la lucha contra esta lacra social, a juicio de la diputada, debe de ir acompañada "de medios económicos y de una legislación fuerte que proteja los derechos y libertades de todas las mujeres". "Las políticas que se están llevando a cabo demuestran que son insuficientes cuando no nocivas", subrayó.

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, se declaró "feminista porque creo firmemente en la igualdad", y añadió que "la máxima expresión de desigualdad es la violencia en cualquiera de las formas que se manifieste".

"Tenemos que decirlo alto y claro: las mujeres no provocamos, nos violan; las mujeres no morimos, nos matan", destacó la alcaldesa lucense, que demandó más medios económicos para las políticas contra la violencia machista y que se aplique la legislación, "que no se hace, apostando también por educar en igualdad".