GALICIA

Investigan si 41 mayores de Vigo son aptos para conducir

El fiscal de Seguridad Vial ordenó un examen de la condiciones psicofísicas  a conductores mayores de 75 años. De los que pasaron un reconocimiento extra  sólo 5 fueron declarados aptos sin restricciones 

 

Las patrullas de la Guardia Civil vigilan a los conductores con indicios de no poder llevar a cabo una conducción segura.
Las patrullas de la Guardia Civil vigilan a los conductores con indicios de no poder llevar a cabo una conducción segura.
Investigan si 41 mayores de Vigo son aptos para conducir

El incremento de conductores detectados en los dos últimos años con las facultades mermadas, principalmente personas mayores  de 75 años, llevó a la Fiscalía de Seguridad Vial de Galicia, que dirige el fiscal de Vigo Carlos Gil, y a Tráfico a acordar medidas para evitar riesgos en la carretera.  

Entre ellas, el control de las condiciones psicofísicas de los conductores y que han llevado a investigar a un total de 41 vigueses durante el año pasado después de que las propias patrullas de la Guardia Civil apreciaran indicios de que pudieran no reunir las condiciones necesarias para una conducción segura. 

El problema, no es exclusivo de las carreteras gallegas. Esta misma semana, una vecina de Valencia obtenía por primera vez el carné de conducir con 84 años y poco después sufría un accidente al despeñarse con su vehículo, sin sufrir por fortuna daños personales.

Según los datos aportados por la Fiscalía de Seguridad Vial, los 41 conductores fueron requeridos para someterse a pruebas extraordinarias, contrastando después las propuestas de dichos requerimientos con los resultados de los reconocimientos realizados por el Sergas, si bien algo menos de la mitad todavía están a la espera de ser sometidos a examen. 

Durante el procedimiento de investigación, 21 conductores realizaron las pruebas y sólo cinco fueron declarados aptos para poder ponerse al frente de un vehículo sin ninguna restricción. Otros siete fueron declarados aptos también pero con diversas restricciones mientras que cuatro no lograron superar las pruebas. De estos últimos “no aptos”, uno de ellos no podrá volver a conducir, al resolver el expediente que ese “suspenso” es de carácter definitivo. 

Asimismo, a cinco de los investigados les ha caducado el permiso de conducir durante el periodo de las diligencias de investigación y 19 de los expedientes se encuentran en tramitación, la mayoría pendientes de reconocimiento médico.

El control en todo la provincia se extiende a 63 conductores y sólo en Vigo, el número es superior al de toda la provincia de Lugo, donde fueron requeridos un total de 39.

El propio fiscal de Seguridad Vial, durante su reciente intervención en el Parlamento de Galicia destacaba estos mecanismos de control sobre los riesgos de la conducción e informaba de las diligencias que se han llevado a cabo en los subsectores de Galicia de la Guardia Civil, en coordinación con la Fiscalía tanto la de Seguridad Vial de Galicia como de las provinciales, sobre las mencionadas condiciones psicofísicas de los conductores y también de las actuaciones de diversos centros de reconocimientos.

La investigación  la lleva a cabo el Grupo de Análisis de Tráfico de Pontevedra tomando como base no sólo los conductores requeridos por las patrullas sino también los accidentes de más de 75 años fallecidos o responsables de siniestros graves.

Este control se incrementó durante el pasado año  teniéndose en cuenta además las propuestas de requerimiento de  la Policía Local, los propios familiares o los juzgados,n