EL ACLAMADO CANDIDATO DE SCD PROMETE TRABAJAR POR UN NUEVO MODELO SOCIAL Y ECONÓMICO: 'NOSOTROS NO VAMOS A VIVIR DE LA POLÍTICA'

Mario Conde da el salto a la política gallega exhibiendo su poder de convocatoria.

Por si quedaba alguna duda, ayer quedó demostrado en el Palacio de Congresos de Santiago que Mario Conde tiene mucho que decir durante la campaña electoral gallega y quizá también tras las elecciones del 21-0, el ya candidato a la Xunta y número uno en las listas por Pontevedra fue desgranando durante casi una hora un ideario que prendió entre los asistentes la mecha de la esperanza para cambiar la manera de hacer política.
'Nosotros, cuando lleguemos al poder, y vamos a llegar –advirtió– no vamos a vivir de la política. No vamos contra el poder ni contra nadie, solo queremos que la casta política viva como nosotros', proclamó Conde para llamar a la sociedad a 'rebelarse contra el miedo'. Durante su intervención fue interrumpido varias veces por los aplausos y gritos de 'presidente'. 'Hay días de una persona que merecen ser vividos y hoy es uno de ellos', confesó este hombre poliédrico y de indudable carisma que anteayer cumplió 64 años. Los asistentes asentían ante cada argumento como si estuviesen participando en la gestación de un proyecto que calificó de 'imparable' y en varias ocasiones lo interrumpieron con encendidos aplausos. A Conde le puede suceder 'como a los canteros que no veían la catedral' en la que trabajaban a destajo terminada, pero al final alguien acabará culminando esta obra: 'También decían que estábamos locos y no iba a venir hoy aquí nadie y mirad'.


INTERÉS

El interés que suscita el exbanquero, que no teme a que sabaneen su pasado por la cárcel, es equiparable al temor que despierta entre las filas del PP y en Feijóo, máxime cuando se presenta por Pontevedra para aceptar la justa con el presidente de la Xunta. Del PP ya se han alistado en SCD miembros de la Ejecutiva coruñesa, que ayer asistieron al acto como Francisco Tarrío, que irá de número uno por A Coruña, como adelantó este diario. Este abogado se encargó de la defensa del exdiputado ferrolano Javier Escribano, que dimitió tras ser acusado de cohecho y tráfico de influencias aunque finalmente fue absuelto. Entre el público también se encontraba Hernández Cochón, exconselleiro de Sanidade con Manuel Fraga y la líder de Galicia Bilingüe, Gloria Lago.

'¿Qué puedo aportar', se preguntó Conde. 'Experiencia. Sé hacerlo'. Él ha estado a la mesa con los que mueven el mundo. A Feijóo le ha surgido un nuevo problema para repetir en la Xunta. Conde anunció que él sí sabe descifrar la trampa de los números y prometió desmontar cada una de las mañas de Feijóo durante la campaña electoral , además de, si llega al poder, acabar con la 'partitocracia' y cambiar el modelo de una justicia sometida a la casta política. 'Es intolerable que sea más fácil excarcelar a un etarra que encarcelar a un inocente', afirmó.

La campaña se presenta más interesante. Y aunque Conde insistió en que no tiene nada en contra de Feijóo, también reconoció que las continuas alusiones hacia su persona no le agradan. Pero su mayor preocupación, dijo, es que la sociedad funcione y que no se encuentre con gente trabajadora que tiene que cerrar sus negocios. 'Cuando llegue la campaña contaremos la verdad y las mentiras del déficit de la Xunta; de la deuda con los proveedores; hablaremos de las preferentes, que no tiene más nombre que el penal; y de la fusión de las cajas, porque lo sé'. También hablará de la TVG, de la Cidade da Cultura... Conde prometió defender el gallego pero no a costa de acorralar el castellano. Ayer quedó comprobado que hay gente dispuesta a apostar por un discurso que apunta al corazón de una sociedad desencantada.


José Blanco le dice que entrará por Pontevedra


Antes del acto que lo proclamó candidato por Sociedad Civil y Democracia a la presidencia de la Xunta, Mario Conde se topó en un hotel cercano al Palacio de Congresos de Santiago con José Blanco. Según un testigo presencial de este encuentro casual que sirvió para que los dos se conociesen, el exministro de Fomento, el rey de las encuestas cuando era secretario de organización del PSOE, le comunicó que los sondeos que maneja pronostican que entrará en el Parlamento.

Conde ha decidido presentarse por Pontevedra, según confesó a los medios por haber nacido en Tui, su familia materna es de la provincia y allí está enterrado su padre. Además, con esta decisión ha espantado las especulaciones de una posible alianza con Baltar, como se propagó en los mentideros políticos. A él le tira más el reto de zurrarse con Feijóo: 'Como me gustan los retos, lo lógico es que me presente por Pontevedra y no por Ourense'. Al final del acto sonó 'Color Esperanza', cantada por Diego Torres. Para Conde la esperanza no pasa porque Feijóo diga que 'Galicia va bien. Pregúntenle a autónomos o a amas de casa', invitó.