EL PSDEG CRITICA LA 'FALSA AUSTERIDAD' DE LA XUNTA CON LA RED PEXGA EN BRASIL

Una oficina de lujo de 160 metros con un trabajador

El diputado socialista José Luis Méndez Romeu criticó ayer la 'transparencia inexistente, falsa austeridad y descontrol en la gestión' de la Xunta que, aseguró, tiene abierta una oficina 'de 160 metros en el edificio de lujo del Hotel Sheraton' de São Paulo, en Brasil, para 'un solo trabajador'.
Así lo expone el parlamentario del PSdeG en una iniciativa registrada en la Cámara gallega, en la que aseguró que 'el inmueble corresponde al convenio de 18 millones de euros entre el Gobierno gallego y la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), a través del Igape, para la gestión de la red Pexga -Plataformas Empresariais no Exterior de Galicia-.

'Mientras que Feijóo predica la austeridad, la CEG recibe más de 18 millones de euros, sin publicidad y sin control, para oficinas suntuarias, que funcionan de espaldas a la legislación de aquel país', comentó Méndez Romeu, quien advirtió de que los trabajadores contratados para esas oficinas 'fueron rápidamente despedidos, al carecer de visado o no estar registrados'.

Acumulación de escándalos

Ante esta cuestión, el diputado socialista criticó 'la acumulación de escándalos' en el Igape 'que sus directivos parecen no pueden controlar' y reclamó a la Xunta 'a dar cuenta' en el Parlamento de Galicia sobre el convenio firmado con la Confederación de Empresarios de Galicia.

Asimismo, solicitó 'los resultados de las investigaciones internas del Igape' en el caso 'de conductas irregulares o conflictos de intereses' así como 'los correspondientes expedientes disciplinarios abiertos'. En este sentido, Romeu pidió a la Xunta que informe de los convenios con Nupel, Procesoil, Valorización de Residuos Gallegos, Galimed Trata, Vector Digital, S.L., ABH Consultoría, Albromat Servicios Integrales, así como de la Fundación Porto de Vigo.

Paralelamente, el grupo parlamentario socialista en la Cámara autonómica presentó una interpelación al Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo por el 'abandono' del Centro Gallego de Buenos Aires por parte de la Xunta, a la que acusan de 'haber aislado' a los legítimos responsables elegidos por el centro y de 'asfixiarlo' para provocar 'su colapso' hasta su intervención por el Gobierno argentino a finales de octubre.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >