GALICIA

El Parlamento gallego pide elaborar un plan para exhumar fosas del franquismo

Deberá tener como objetivo "la entrega de los restos a las familias y el desarrollo de actos de entierro dignos" y estará coordinado por un equipo especializado, además de contar con la colaboración de las entidades locales

El Parlamento gallego pide elaborar un plan para exhumar fosas del franquismo

El Parlamento de Galicia ha aprobado este miércoles por unanimidad un apartado de una proposición no de ley del BNG por el que se pide a la Xunta de Galicia que elabore y apoye un plan plurianual para investigar, localizar, exhumar e identificar a las víctimas del franquismo enterradas en fosas comunes en Galicia.

Este plan deberá tener como objetivo último "la entrega de los restos a las familias y el desarrollo de actos de entierro dignos" y estará coordinado por un equipo especializado, además de contar con la colaboración de las entidades locales.

Esta medida ha sido la única de las contempladas en la iniciativa del BNG sobre memoria histórica respaldada por el pleno de la Cámara autonómica esta mañana, ya que por el camino se han quedado otros puntos como que este plan se ejecute en el próximo 2019 y disponga de presupuesto garantizado "como mínimo" por los próximos cinco años.


De igual forma, el voto contrario del PPdeG ha impedido que, pese al acuerdo del conjunto de la oposición, se demande la creación de un banco de ADN en Galicia para cotejar las muestras obtenidas en las fosas con las de personas interesadas y que se solicite al Gobierno gallego su colaboración con los programas desarrollados por el Estado y otras Comunidades autónomas


El diputado del BNG responsable de esta iniciativa, Luis Bará, ha reprochado a los populares haber acumulado un "larguísimo memorial de agravios pronunciados públicamente" contra las víctimas del franquismo y sus familias, por lo que les ha presentado esta votación como una "oportunidad magnífica" para resarcirse.

Bará ha denunciado que, pasados cuarenta años del final de la dictadura, todavía pervive el "pacto de silencio" impuesto en aquel entonces sobre la represión franquista y ha lamentado que se permitan actividades como las desarrolladas en el Pazo de Meirás, donde se hace apología del régimen y del genocidio.

Relativo al contexto de la iniciativa, el parlamentario nacionalista ha calificado de "vergüenza" que haya cientos de familias con antepasados enterrados en fosas comunes y ha defendido que su propuesta vale para "empezar a hacer de verdad una política pública de reparación de la justicia".

La propuesta ha encontrado el consenso de las fuerzas de la oposición, aunque este no ha sido el caso del grupo del PPdeG, que, pese a haber brindado su apoyo parcial, ha criticado ciertos aspectos de la misma.

El diputado Alberto Pazos Couñago ha reiterado el compromiso de su partido con la reparación de la memoria histórica y, en este sentido, ha criticado al BNG por repartir "carnés de buenos y malos gallegos" y por decidir quién está "a favor de la democracia" y quién no.

Pazos Couñago ha dicho además que la condena del franquismo debe ser fuente de "concordia" y no usarse como "instrumento de confrontación partidista".