GENTE

El abogado de Trump pagó por el silencio de una actriz porno

El abogado personal del presidente de Estados Unidosdijo que "ni la organización Trump ni la campaña de Trump participaron en la transacción con la señora Stephanie Clifford (Stormy Daniels)

El abogado de Trump pagó por el silencio de una actriz porno

Michael Cohen, abogado personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió el martes que pagó "de su bolsillo" 130.000 dólares (casi 105.000 euros) a la actriz porno Stormy Daniels, de quien se dice que tuvo una aventura con el magnate. Aunque el letrado aún no explicó por qué pagó a Daniels, sí ha trató de desvincular a la organización Trump y a la campaña electoral del presidente. Es la primera vez que el entorno del excéntrico millonario admite un desembolso económico después de las informaciones que en este sentido publicó el mes pasado "The Wall Street Journal".

A través de un comunicado remitido el martes el diario The New York Times, Cohen dijo que "ni la organización Trump ni la campaña de Trump participaron en la transacción con la señora Stephanie Clifford (Stormy Daniels), y que tampoco me reembolsaron el pago directa o indirectamente".

A juicio del abogado del presidente, "el pago fue legal y no fue una contribución de campaña ni un gasto de campaña de nadie". Para él se trata de una "transacción privada" aunque resulte extraño que el asesor legal del mandatario haya pagado porque sí y sin razón aparente a una mujer cuyas declaraciones podían complicar personal y políticamente a Trump.

Aún queda por esclarecer si el millonario conocía que Cohen realizó el pago, la razón del por qué y si se han efectuado desembolsos similares a otras personas a lo largo de estos años, porque el abogado se negó a responder a estas cuestiones.


Antes de las elecciones


Cohen dijo con anterioridad que el presidente había negado haber tenido una aventura amorosa con la actriz. Ella ha mantenido que la relación tuvo lugar poco después de que la esposa de Trump, Melania, diera a luz al hijo de la pareja, Barron. Según los informes, el pago de Cohen se produjo semanas antes de las elecciones, casi al mismo tiempo de la famosa cinta de audio en la que el entonces candidato republicano alardeaba de agarrar a las mujeres por sus órganos sexuales sin su consentimiento.

La actriz porno, en declaraciones posteriores no negó la aventura, pero en una declaración publicada en enero por Cohen en su nombre negó tal relación. No obstante, en entrevistas que efectuó, ella se negó a responder directamente a estas preguntas.


Dos casos


Stormy Daniels es una de las dos mujeres que han afirmado haber mantenido relaciones con Trump pero que han mantenido el silencio gracias, supuestamente, a "acuerdos comerciales legales", según explica The New York Times. Otra de estas mujeres es Karen McDougal, una ex modelo de Playboy. Entonces, la Casa Blanca negó la historia de McDougal, así como cualquier transacción a cambio de silencio.

El martes se conocía también que Stormy Daniels visitará en abril West Palm Beach, ciudad vecina a la isla donde Trump tiene su club Mar-a-Lago, con su espectáculo "Make America Horny Again". La gira remeda el eslogan de Trump, solo que en vez de "grande" la estrella porno quiere que América vuelva a ser "cachonda".