Historia en 4 tiempos

CUATRO TIEMPOS 14/02/2013

La mala suerte de don Aurelio

Hace 25 años... Un asesino de baja catadura

Hace 50 años... Orense, tierra de afiladores

Hace 75 años... Menu de hoy en el comedor social

La mala suerte de don Aurelio
Don Aurelio no era la primera vez que se escondía ni la primera vez que lo detenían. Como indica la nota publicada por La Región en 1938 el que fuera alcalde de La Rúa durante la República, tenía sobre sus espaldas el hecho de haber mandado detener a su antecesor en el cargo en aquellos convulsos años anteriores al inicio de la guerra.
Natural de Villamartín de Valdeorras, aunque residía en La Rúa donde tenía instalada la fragua, en la calle el Progreso, en la que ejercía su profesión de herrero. Aunque pocos en su pueblo recuerdan su historia, don Aurelio, militante del Partido Socialista desde muy joven, pasó los tres años de la guerra encondiéndose en casa de su madre e incluso de vecinos poniendo en peligro su vida y la de los que lo protegían quienes estaban amenazados de muerte por una cruel ley que castigaba la compasión y la generosidad del que se le ocurría proteger a los perseguidos políticos aunque fueran de la familia. Así fue sorteando don Aurelio aquellos años. Se casó, tuvo dos hijos, y tanto sufrimiento acabó al poco tiempo de finalizar la guerra muriendo de leucemia a los 40 años. (1938)

Hace 25 años... Un asesino de baja catadura

La policía detiene al supuesto asesino y violador de la joven Sonia Abellás apenas una semana después del crimen que ha conmocionado a Orense. Se trata del joven de 23 años Luciano Expósito Borrajo, natural y vecino de Orense, separado y padre de un niño y con antecedentes por violación, que ha sido calificado por la policía como “joven de baja catadura moral”. Al parecer asesino y víctima se conocían “al menos de vista” por ser casi vecinos en el Couto y frecuentar una misma discoteca de la ciudad, confirmándose la violación en un lugar aún por determinar. Según la policía, tras la violación el hombre intentó estrangular a la joven con la cadena que ésta llevaba al cuello, arrojándola luego en estado semiinconsciente al río Barbaña donde Sonia fallecería por inmersión.
-(2) Orense vive el apogeo del Carnaval.

Hace 50 años... Orense, tierra de afiladores

Actualmente sólo quedan en el mundo dos talleres de ruedas de afilar, y ambos en Orense: uno en Liñares (Nogueira de Ramuín) y otro en Orense, éste último el de Emilio Pato Rodríguez, instalado en avenida de Buenos Aires desde 1936.
-La Escuela del Hogar de la Sección Femenina de Orense acoge desde hoy un cursillo de cocina en el que participan un total de 34 orensanas.
-Las pastillas de café y leche, los caramelos de menta y los paquetes de pipas son los artículos más demandados en el puesto de golosinas situado en la calle General Franco, en la acera frontera al edificio de Correos y Telégrafos, y atendido por Enrique Guisande Comesaña, que paga un arriendo de cuatro pesetas diarias por el local.
-En Quiroganes (Verín) se casaron la encantadora joven Josefa Castro y el industrial don Felipe Castro, apadrinados por don José Conde y esposa doña Francisca Estévez.

Hace 75 años... Menu de hoy en el comedor social

El menú para hoy en el comedor social de la calle de José Antonio es el siguiente: Sopa de pasta y cocido para la comida, carne estofada con macarrón y patatas para la cena. En este comedor se sirvieron ayer 1.025 raciones.
- (1) La Guardia Civil de La Rúa detuvo en el desván de su casa a Aurelio Núñez Prieto, de 42 años, casado vecino del barrio de la estación de La Rúa que fue alcalde de dicho Ayuntamiento durante el Frente Popular. Estaba desaparecido desde la proclamación del Movimiento Nacional. Está acusado de mandar detener a varias personas de derechas, entre ellas al ex alcalde de La Rua .
-Se concede la medalla militar al general López Pinto por su brillante actuación el 18 de julio de 1936 facilitando el paso de las tropas a la península para prestar ayuda al general Queipo de Llano.
-Hoy se estrena en el cine Losada de esta ciudad la película hablada en español'Wu-li-Chang'.