NUTRICIÓN

De las buenas cenas están las tumbas llenas

Elaboración y horario son dos claves para mejorar el sueño
 

De las buenas cenas están las tumbas llenas

El sedentarismo está ligado a cenas mal diseñadas, con abuso de los alimentos precocinados y la comida rápida a domicilio. El metabolismo se reduce durante el sueño. Debemos controlar la cantidad de calorías y líquidos que ingerimos antes para mejorar el descanso y prevenir el sobrepeso. Es recomendable dejar al menos dos horas entre cena y sueño, algo difícil con los horarios latinos.