LO VEO

Caprile: moda con mayúsculas

Hablar de moda en España es hablar de él. Lorenzo Caprile lleva décadas como uno de los creadores más relevantes de la industria. De su cabeza y sus manos han salido vestidos realmente icónicos. Hoy, compagina su faceta de "modista" con sus apariciones en televisión

Lorenzo Caprile (ISABEL SOLANO)
Lorenzo Caprile (ISABEL SOLANO)
Caprile: moda con mayúsculas

Dice en su libro que la primera regla para vestir bien es el sentido común. Al final, es como todo en la vida, ¿no?

Sí, ya te estás contestando tú.

¿Y lo hacemos?

¿A la hora de vestirnos? ¡No! Nos dejamos llevar por la moda, por consumir, por lo que opina la amiga… ¡Yo qué sé! Por muchísimas cosas. Pero sentido común, pues no se ve. Muchas veces parece que la gente no se ha mirado en el espejo antes de salir de casa.

Osea, que no por mucho comprar tenemos garantizado vestir mejor. 

No, para nada. Más bien lo contrario. Cada uno tiene que ir buscando su estilo y saber lo que mejor le sienta y lo que no. Pero sentido común a la hora de vestirnos, pues poco hay.

Muchas veces solemos asociar erróneamente elegancia con un estatus económico elevado. ¿En qué medida cualquiera puede ser una persona elegante?

Cualquiera puede serlo, depende de lo que uno entienda por elegancia. Si elegancia es vestir correctamente y que no vayas por la calle dando puñetazos a los que te miran, es que eso está al alcance de cualquiera. 

Sus creaciones se caracterizan por un estilo atemporal. ¿Cuál es el papel de este tipo de moda en una sociedad dominada por el consumo rápido?

Tampoco se trata de hablar de papeles. Creo que ahí cada uno tiene que saber elegir de toda la oferta infinita que hay dentro de la industria de la moda, porque es infinita, cada uno tiene que aplicar ese sentido común, esa inteligencia y esa experiencia y seleccionar lo que mejor se adapta a tu cuerpo, a tus necesidades sociales, a tu economía… Y es ir poco a poco construyendo tu estilo. No es cuestión de si esto juega un papel o no. Es más una cuestión tuya personal de elegir bien. 

En los últimos años, hemos asistido al auge del estilo de las calles. ¿Esto ha sido bueno o malo para la moda?

No estoy de acuerdo en que haya sido en los últimos años. La moda que viene de las calles es un fenómeno que empezó ya en los años 60, en el Londres de los Beatles y se quedó. Antes la moda era una cosa mucho más piramidal, más dictatorial, que se lanzaba desde grandes casas, sobre todo de París. 

Entonces, ¿las revoluciones sociales van jugando un papel fundamental en la moda?

Por supuesto. Cómo nos vestimos es un reflejo prácticamente en tiempo real de lo que está ocurriendo en la sociedad. 

Usted siempre dice que su profesión es "modista", no "diseñador". ¿Por qué esta diferenciación tan marcada?

Porque "diseñador" no quiere decir nada. Búscalo en el diccionario y verás qué definición tiene. Mira la definición de "modista" y decide tú qué se ajusta más a nuestro oficio. Ahora, ¿que nos gusta más decir "diseñador" porque suena más inglés, más enrollado, más moderno? Pues mira qué bien. Pero es que si nos atenemos al significado real de las palabras, “diseñador” no quiere decir absolutamente nada.

Se formó en Moda en Italia y Nueva York. ¿Diría que existe un estilo inherente a cada país?

Ya no. Hace muchos años sí, pero ahora en esta sociedad tan globalizada, donde todos tenemos los mismos referentes con Instagram, que vemos hasta demasiado ahora mismo lo que está sucediendo, no hablaría de estilo por países.

Además de moda en general y nupcial, también hace vestuario teatral. ¿Qué le aporta esta faceta como creador?

Pues salir un poco de mi rutina, conocer a mucha gente, vestir a hombres, porque normalmente en mi taller no lo hago, trabajar en equipo, emplear otras técnicas, otros problemas… Me da un poquito de estímulo, al margen de la vida del taller, que a veces es un algo más repetitiva y rutinaria.

Estudió también Literatura. ¿Cómo se complementa esto con la Moda?

Lo estudié ya cuando estaba trabajando, por amor al arte. Es una afición como otra cualquiera. El saber no ocupa lugar, leer y ser aficionado a la Literatura y los buenos libros, siempre es enriquecedor te dediques a lo que te dediques.

No hace desfiles, algo muy habitual en otras marcas como la suya. ¿Es fácil mantenerse fiel a esta forma de trabajar?

No es fácil ni difícil. Tienes una serie de criterios, como pequeña empresa que somos y se siguen a rajatabla. Realmente, creo que el tema de los desfiles en nuestra industria, sobre todo en España, está completamente sobrevalorado. Las empresas de moda que tienen más éxito no los hacen, con lo cual no entiendo muy bien esta fiebre por los desfiles. 

¿Por dónde pasa el futuro de la moda? ¿Hacia dónde va?

Creo que hacia lo unisex. Hacia tiendas de ropa donde puedas encontrar prendas que indistintamente valgan tanto para hombre como para mujer, influido también por el auge de la ropa deportiva, que cada vez es menos deportiva y cada vez usamos más todos los días para vivir, divertirnos, ir a trabajar. En ese sentido, los estereotipos de género, cada vez se están perdiendo más.