MUNDO 2.0

Conectividad y seguridad ponen a prueba el WiFi global

Más de 20.000 millones de dispositivos estarán conectados a internet en el año 2020, el triple de la población mundial estimada para entonces,

Conectividad y seguridad ponen a prueba el WiFi global

LA CONECTIVIDAD de los vehículos,  hogares y dispositivos móviles  crecerá exponencialmente los próximos años. Más de 20.000 millones de dispositivos estarán conectados a internet en el año 2020, el triple de la población mundial estimada para entonces, según datos facilitados durante el primer Foro de la Movilidad e Internet de las Cosas que se ha desarrollado en el Caixaforum de Madrid.


Para esa fecha cada persona dispondrá de entre dos y seis terminales comunicados directamente a internet que empleará en todo tipo de sectores, principalmente salud, movilidad, seguridad y ocio, según los expertos.


Las oportunidades y amenazas en la expansión del determinado "internet de las cosas" y su cadena de suministro, la seguridad y confiabilidad en un mundo interconectado y las estrategias para una movilidad segura suponen un importante desafío a la hora de su implantación de manera normalizada en todo tipo de productos.


Según datos del Centro de Estudios en Movilidad e Internet de las Cosas el 87 % de los usuarios de internet a nivel mundial desconoce por completo en qué consiste exactamente el "internet de las cosas" pese a que gran parte de la población posee un dispositivo inteligente que ya forma parte de ello.


Este desconocimiento contribuye a la vulnerabilidad en el uso de esta tecnología y a la propagación de ataques de piratas informáticos como el que, por ejemplo, sufrió hace un mes el proveedor de Internet Dyn.


El Centro de Estudios en Movilidad e Internet de las Cosas destaca, entre las principales amenazas en este sentido, el secuestro de información o acceso, el asalto a la privacidad o intimidad de las personas, el uso del dispositivo para atacar servicios de terceros, la venta de datos y la manipulación y suplantación de comunicaciones inalámbricas.
De esta manera es cada vez más importante la formación básica en seguridad de los usuarios, en la que estén abarcados aspectos como la verificación de la red wifi que emplee, conocer la homologación de los productos o configurar el dispositivo para facilitar el mínimo imprescindible de datos.