LO VEO

La coruñesa agencia "Mayve models": fotogenia y estilo

Tras varios años trabajando como modelo profesional, Verónica Pérez decidió compartir sus conocimientos del mundo de la moda con la creación de la agencia "Mayve models’. desde A Coruña forma a jóvenes que sueñan con hacerse un hueco en la industria

La coruñesa agencia "Mayve models": fotogenia y estilo

¿Cuál es la historia de Mayve? 

En 1991 me formé como modelo de pasarela y fotografía en Top Management primero y con Dolores Couceiro después, unas de las mejores agencias de modelos de aquel momento. Desfilé para importantes diseñadores en distintas ciudades de España y Portugal, hice varios catálogos de moda e intervine en numerosos programas de la TVG y anuncios (algunos aún vigentes). Los trabajos como modelo los compaginé con mi carrera de Económicas en la Universidad de La Coruña. Todo ello me llevó a crear hace un año Mayve Models, agencia de modelos y azafatas, para formar a todos los que quieran aprender a desfilar, a posar ante una cámara, a maquillarse, andar con elegancia, desenvolverse con soltura, con confianza... A día de hoy el balance es muy positivo y gratificante.

¿Cuál es el perfil del joven que quiere ser modelo en Galicia?  

Jóvenes entre 16 y 28 años a quienes les gusta el mundo de la moda y la publicidad.

¿Qué criterios seguís para seleccionar a los modelos que representáis?

En Mayve Models no solo buscamos un físico, sino un conjunto de aptitudes, las ganas de aprender, de coger confianza, de sacarse el máximo partido... No es lo mismo una modelo de pasarela que sí requiere una altura mínima, que una modelo de publicidad en la que la altura no es tan importante, o incluso una modelo para un anuncio publicitario en la que sólo buscan un determinado perfil.

A veces solemos pensar que trabajos como el modelaje se limitan a grandes capitales. ¿Qué tipo de encargos recibís? 

Recibimos trabajos de todo tipo, nuestros modelos ya han trabajado en anuncios de televisión, en desfiles, en catálogos de moda y en trabajos de azafatas de imagen, incluso quedando muy bien clasificados en certámenes de belleza.

Tú como responsable de la agencia tienes también experiencia como modelo. ¿Cómo ha cambiado el sector desde entonces?

Sí, he trabajado de modelo desde los 17 años, tanto de publicidad haciendo anuncios, catálogos de moda, como desfilando en Galicia, Madrid, Barcelona, Portugal... El sector ha cambiado mucho sobre todo teniendo en cuenta las redes sociales. Antes para cualquier trabajo había que contactar con una agencia y hoy en día se publica cualquier casting en las redes sociales. En realidad en Galicia había más trabajos de modelo antes que ahora. En A Coruña, por ejemplo, había muchos desfiles que han ido desapareciendo, así que intentaremos recuperarlos poco a poco.

¿Cómo ha ido cambiando la moda en este tiempo?

La moda está en constante cambio. En los 70 predominaba el estilo hippie y folk, en los 80 las tendencias optaban por el estilo vaquero, con roturas y hombreras, el brillo y el color inundaban las calles y los volúmenes se abrían paso. Ahora en la actualidad se lleva mucho la logomanía (las prendas en las que se lea la marca son toda una tendencia), las transparencias que llegan en todas sus versiones, los cuadros, los estampados...

Solemos confundir la fotogenia con el arte para ser modelo. ¿Qué diferencias hay entre ser guapa y poder ser modelo?

Para ser una buena modelo tienes que saber desfilar con soltura y elegancia, con todo tipo de tacones y de prendas, saber mostrarlas en una pasarela, pero también tienes que saber posar ante una cámara, la fuerza de una mirada, la sonrisa. Lo importante es que un fotógrafo no tenga que decirte cómo ponerte. Hay niñas muy guapas que no son fotogénicas, que les cuesta posar. En cambio hay otras chicas no tan guapas que son muy expresivas y son capaces de hacer mil poses y salir bien en casi todas las fotos.

Muchas veces el de modelo es un trabajo infravalorado. ¿Cuáles son las principales dificultades de la profesión?

Efectivamente algunas veces la gente se aprovecha de que a los jóvenes que están empezando les gusta mucho su trabajo y hacen casi todo gratis , pero es un trabajo que hay que valorar. Para eso se apuntan en una agencia, para aprender y de igual manera que se paga al diseñador, al fotógrafo o al maquillador hay que pagar a las modelos.

Hoy en día, muchas chicas aspiran a llegar a modelos a través de sus redes sociales, como es el caso de muchas bloggers. ¿Se les nota la falta de formación en modelaje?

Por supuesto que se nota cuando una modelo está preparada o no. No vale sólo con ser guapa, como toda profesión necesitas tener unos conocimientos, aprender a moverte, a desfilar, a posar...