LA CRÍTICA

"Cristopher Robin”

Winnie the Pooh, Tigger, Piglet e Igor vuelven a la pantalla en un cinta entretenida que divertirá a los fans de estos personajes

Exan McGregor como Christopher Robin.
Exan McGregor como Christopher Robin.
"Cristopher Robin”

Christopher Robin, el niño al que le encantaba embarcarse en aventuras en el Bosque de los Cien Acres con su pandilla de vivaces y adorables animales de peluche, ha crecido y ha perdido el rumbo.

Ahora, Christopher, el hijo del creador del famoso personaje infantil Winnie The Pooh, se ha convertido en padre de familia y en todo un hombre de negocios con grandes responsabilidades.

Pero un día recibe la inesperada visita de Pooh, el oso con quien compartía juegos en su niñez. Así, su vida volverá a recuperar la felicidad perdida al recordar que una vez fue un alegre y cariñoso niño, y que ese niño todavía existe en su interior.

La creación de Winnie Pooh y los otros personajes del Bosque de los 100 acres bebe de dos fuentes: la osa Winnie del zoológico de Londres y Christopher Robin Milne, hijo del autor, A.A. Milne. 

La película “Christopher Robin” de Disney se basa en el personaje de ficción, mientras que el verdadero niño ya llegó al cine en 2017 con “Goodbye Christopher Robin”, basada en la vida de A.A. Milne y sus relaciones familiares.

Esta “Christopher Robin” es la película visualmente más oscura que haya hecho Disney en la última década. Desde el Londres del mundo real hasta el mismísimo bosque de los Cien Arces, nada en “Christopher Robin” se salva de una estética deprimente y apagada.

Más allá de su carácter predecible, la película se sigue con interés debido al oficio indudable del realizador alemán Marc Foster (“Cambio de vida”, “Descubriendo el país de Nunca Jamás”, “Más extraño que la ficción”, “007 Quantum of Solace”, “Guerra Mundial Z”) y sus guionistas a la hora de puntear las cuerdas más sensibles del espectador con las armas habituales.

Aunque entretenida no cabe duda de que gustará a los que conocen y disfrutaron con los personajes y dejará indiferente al resto.